Tal vez el espíritu navideño ocasionó que gastarás de más sin prestar mucha atención a cuántas veces pasabas la tarjeta.

No importa la razón exacta, pero rebasaste el límite de tu plástico y no sabes muy bien cómo solucionarlo. Es obligatorio que pagues, pero desconoces cuánto o con qué periodicidad. No te desesperes, aquí te presentamos una guía para enmendar tu error sin morir en el intento.

Es importante saber que el no liquidar tu deuda no es una opción. De hacerlo estarías dañando tu historial crediticio por años. Esto afectará negativamente todas tus posibilidades futuras para adquirir un crédito u otra tarjeta. De igual manera, posponer su pago tampoco es una buena idea. Los intereses se acumularían y el problema se convertiría en una enorme bola de nieve.

  • Piérdele el miedo a tu deuda.
    No te preocupes, todavía hay solución y no todo está perdido. ¿De cuánto es la tasa de interés? ¿Tienes compras a meses con o sin intereses? Es necesario conocer toda esta información para diseñar el plan de pagos más efectivo. El tiempo que tardes en afrontar tu deuda determinará el tiempo qué tardes en liquidarla.
  • Diseña tu plan de pagos.
    Pagar solo el mínimo para no generar intereses no es la mejor estrategia. De esa manera tu deuda jamás se reducirá y notarás que el pago mínimo aumenta cada mes. La manera más efectiva para saldar esa deuda es pagar los intereses que se han generado en el mes y con el resto hacer pagos a capital. Este es el monto original de tu deuda. Si lo reduces, los intereses generados también bajarán y será la manera más rápida de alinear tu crédito.
  • Respeta tu plan de pagos.
    No caigas en la tentación de pagar la cantidad mínima. Con esto mantendrás a raya tu deuda, pero no la reducirás. Para tener finanzas sanas, respeta el monto designado para tu pago. Aun cuando esto signifique decirle adiós por unos meses a tus pequeños lujos.

Los expertos recomiendan que el monto destinado al pago de tus deudas no sobrepase el 30% de tus ingresos.

Recuerda que la tarjeta de crédito no es dinero extra disponible para cuando quieras, se trata de un préstamo por el que deberás pagar intereses cada vez que la ocupes. Utilízala sabiamente.

Para mayor información visita comparaguru.com y conoce todas las opciones de créditos que existen para ti. Además, disfruta de asesoría personalizada para cualquier tipo de préstamo, seguros de autos y tarjetas de crédito.

www.comparaguru.com