Muchos «movimientos» ya se dieron cuenta de lo bien que funcionaron las noticias falsas en las elecciones de Estados Unidos – fenómeno que ya hasta nombre tiene: posverdad – por eso de la noche a la mañana han surgido un montón de «agencias de noticias» con publicaciones que nada más enardecen los ánimos de la gente.

Tengan sus reservas cuando les compartan algo y, por lo menos, tómense la molestia de leer el artículo; en general, van a ver que es puro rollo. Una manera de saberlo es que pida que «lo compartas antes de que lo borren».

De verdad, no se envenenen el alma más de lo necesario con páginas como «argumentopolitico», «regenración», «digital post», «TitaVezPost» y otras tantas que nada más buscan sembrar incertidumbre o enojo, para desestabilizar y jalar agua a algún molino. Lo último que necesitamos los mexicanos en este momento es estar divididos.

Por favor, chequen dos o tres fuentes más que hablen de ese tema, pregúntenle a alguien que en verdad sepa y no hagan caso a quien opina sin verdadero conocimiento. Y, por piedad,…¡no compartan a lo tonto!