Viéndolo bien…

El hijo que muchas veces no limpia su cuarto y se pasa el tiempo viendo la tele… ¡está en casa!

El desorden que tengo que limpiar después de una fiesta
significa que… ¡estuvimos rodeados de familiares o amigos!

La ropa que me queda apretada significa que… ¡tengo más que suficiente para comer!

El trabajo de limpiar la casa significa que… ¡tengo una casa!

Las quejas que escucho acerca del gobierno significan que… ¡hay libertad de expresión!

No encuentro estacionamiento
significa que… ¡tengo coche!

Los ruidos de la ciudad
significan que… ¡puedo oír!

El cansancio al final del día significa que… ¡puedo trabajar!

El despertador que me despierta todas las mañanas significa que… ¡estoy vivo!

Finalmente, los mensajes que recibo significan que… ¡tengo amigos pensando en mí!

CUANDO PIENSES QUE EN LA VIDA TE VA MAL…
LEE OTRA VEZ ESTE MENSAJE.

Deberás dárselo a doce amigos, incluyéndome a mi, en doce minutos te llegarán buenas noticias.