Warren Buffett
Warren Buffett

Si entre tus propósitos para el año entrante está lograr la seguridad financiera y sortear con éxito la incertidumbre que se pronostica en la economía, los consejos de Warren Buffet pueden resultarte muy útiles.

La inteligencia financiera de Buffet, uno de los cinco hombres más ricos del mundo, lo ha llevado a amasar una fortuna superior a los 50 billones de dólares; de la cual, el 99% será donada a caridad después de su muerte.

Sus consejos, aunque guardan una gran sabiduría y experiencia, parecen tan obvios que resulta difícil entender por qué no actuamos así de manera natural:

  •  Toma 20 años construir una reputación y 5 minutos arruinarla. Si piensas en esto, tienes que hacer las cosas diferentes.
  • Regla 1: Nunca perder dinero. Regla 2: Nunca olvidar la regla 1.
  • Nunca cuentes con un solo ingreso. Realiza inversiones para crear nuevas fuentes de ingresos.
  • Si compras cosas que no necesitas, terminarás vendiendo aquellas que sí.
  • No ahorres lo que te queda después de gastar, gasta lo que te queda después de ahorrar.
  • Nunca midas la profundidad de un río con ambas piernas.
  • La honestidad es muy costosa, no la esperes de gente barata.
  • Un hombre rico debe dejarle a sus hijos lo suficiente para hacer algo, pero no lo suficiente para no hacer nada.
  • Hacer cosas cuando se tiene la oportunidad es importante. He tenido largos períodos en mi vida donde he tenido un manojo de ideas que llegan solas, y he tenido largos períodos de sequía. Si tengo una idea la próxima semana, haré algo. Si no es así, no voy a hacer nada.
  • Los ricos siempre van a decir que nos den más dinero para que salgamos y gastemos más, y luego todo goteará hacia abajo para el resto de ustedes. Pero eso no ha funcionado en los últimos 10 años, y espero que el público estadounidense lo entienda.
  • Alguien está sentado bajo la sombra hoy porque alguien plantó un árbol hace algún tiempo.
  • Los hábitos son demasiado ligeros para ser sentidos hasta que son demasiado fuertes para romperlos.
  • Siempre supe que iba a ser rico. No creo que haya dudado de eso ni un minuto.
  • Es mejor salir con personas mejores que tú. Escoge socios cuyo comportamiento sea mejor que el tuyo y ve en esa dirección.
  • El precio es lo que pagas, el valor lo que recibes.
  • En todo caso, los impuestos para la clase media y baja, y tal vez incluso para la clase media alta, se deberían reducir. Pero creo que la gente que está en el extremo superior –la gente como yo– deberíamos pagar mucho más en impuestos.
  • No pienso saltar por encima de una barra de 7 pies de alto, prefiero mirar alrededor de las barras de 1 pie y ver si puedo pasar por encima.
  • El riesgo viene cuando no sabes lo que estás haciendo.
  • La bolsa de valores es el único lugar en que la gente que anda en un Rolls Royce busca un asesoramiento entre aquellos que toman el metro.
  • Nunca intento hacer dinero en el mercado de valores. Compro con el supuesto de que podrían cerrar el mercado al día siguiente y no volver a abrirlo durante cinco años.
  • En el mundo de los negocios, el espejo retrovisor es siempre más claro que el parabrisas.
  • Solo cuando baja la marea descubrimos quién ha estado nadando desnudo.
  • Si la historia pasada era todo lo que había en el juego, las personas más ricas serían los bibliotecarios.