_dsc7304Ana Sofía Ruíz y Fernanda Guerrero son dos jóvenes mexicanas que tuvieron la iniciativa de desarrollar un producto sin igual en México.

Su bebida, Chía Mía, es el resultado de un arduo trabajo de equipo. Junto con su socia Elena Isoard, crearon una gama de productos amigables con la salud y con el medio ambiente, hechos a base de chía, frutas e infusiones.

¿Por qué usar la chía?

Fernanda: La chía es 100% mexicana. En tiempos prehispánicos era un elemento en la dieta, pero, al llegar los españoles, el uso de la chía disminuyó. Hace no mucho, en Estados Unidos hubo un boom de la chía que tuvo como resultado el surgimiento de muchos productos con este ingrediente. Sin embargo, en México, a pesar de ser un producto nacional, no existían alimentos procesados con chía en el mercado.

¿Por qué el nombre?

Ana: Queríamos devolver la palabra “chía” a la vida cotidiana del mexicano.
Fernanda: Nuestra filosofía es rescatar esta herencia cultural. Es nuestra chía. Chía Mía.

¿Cómo se iniciaron en la producción de Chía Mía?

Fernanda: En el garaje de mi casa, después de trabajar o de la universidad, a las diez de la noche, sin luz y con solo unas lámparas. Ana formuló nuestro primer sabor, que fue menta con manzana y albahaca. Después conseguimos una maquila muy pequeña y comenzamos a repartir con nuestro coche en lugares de la Condesa. Hacíamos todo las tres.

Aunque ya estamos también en grandes tiendas, seguimos produciendo con la misma empresa, que ya solo se dedica a fabricar nuestra marca. Nuestros caminos se cruzaron en un momento muy importante, pues ellos estaban a punto de quebrar y nosotras apenas comenzábamos, así que de alguna manera fue un comienzo para ambos.

¿Han pensado en exportar a otros países?

Fernanda: Hemos recibido propuestas de muchos lugares, pero creo que debemos de tener cuidado, ya que no todas las opciones son correctas. La empresa es como nuestro bebé, procuramos cuidar que su desarrollo sea el conveniente. Aunque yo no me puedo morir sin llevar un contenedor de Chía Mia a otro país (risas).

Además de combinar tres ingredientes naturales: chía, fruta e infusión, ¿por qué se consideran ecológicos sus productos?

Ana: Todos los ingredientes son naturales, lo que hace que no se parezca a ningún otro jugo o bebida de sabor; el envase es perfecto para su reciclaje; su etiqueta, a pesar de que nos genera un costo extra, está hecha para quitarla de la botella sin dejar residuos, lo que facilita su reutilización. Otro de los proyectos que tenemos es instalar contenedores exclusivos de Chía Mía en varios puntos de la ciudad, para que podamos reciclarlos directamente.


Cónoce más acerca de Chía Mía en:
www.chiamia.com.mx