Tratar de definir el estilo de un artista es complejo. Sobre todo, cuando se trata de una diseñadora como Alejandra Quesada; que, para muchos, puede estar entre lo naiff y lo quirky. Preferida en el guardarropa de Natalia Lafourcade, Julieta Venegas y Florence Welch (vocalista de Florence + The Machine), sus colecciones se han convertido en elementos fundamentales a la hora de hablar de moda mexicana, y su presencia en Japón, Dubai y Hong Kong, son una muestra del impacto que ha tenido su trabajo fuera de México.

r
«Vemos al mundo tal cual somos. Somos espejos»

Con origen en el verbo latín illudere, que se traduce como “burlarse de sí mismo”, la palabra ilusión, en su estado más puro, es el punto de partida para Alejandra Quesada en el desarrollo de su nueva colección. La diseñadora mexicana recorrió el arcoíris y en su camino tomó colores y vibraciones que dieron forma a su más reciente entrega.

m

Alguna vez, Quesada dijo que quería crear algo como lo que Yves Saint Laurent hizo con Mondrian. Por ello, constantemente procura la intervención de personajes variados en sus creaciones. En esta ocasión, de la mano de la artista Pamela Loredo, ha logrado plasmar estampados que se manifiestan como ilusiones ópticas y que al mismo tiempo se colocan en el plano físico de la ilusión, jugando con transparencias y cortes, con telas como la seda y el terciopelo, y otros detalles en la confección de vestidos, blusas, faldas y bodysuits.

e

Ilusión, su última colección, responde tanto a una realidad alterada como a los sentimientos de esperanza y de anhelo que una persona puede albergar en lo más profundo de su ser, adquiriendo un sentido positivo, más allá de su natural interpretación errónea de un estímulo externo.


www.alejandraquesada.com