Este día les voy a platicar sobre un tema que no es tan relacionado con la medicina, pero es un tema muy bonito y que gracias a que nos estamos volviendo más concientes como sociedad está sucediendo cada vez más seguido, estoy hablando de la adopción.

El sábado pasado tuvimos la fortuna de adoptar una perrita, y les quiero contar un poco sobre el proceso.

Nosotros quisimos que fuera en sábado porque así tuvimos todo el sábado y el domingo para estar con ella y poder ayudar en su adaptación a su nueva casa y familia y bueno nosotros (mi familia y yo) ya tenemos 4 perritos, así que era también la introducción a la manada.

Ese día es muy emocionante y existe ansiedad en el ambiente, ya que llega un nuevo integrante a nuestra familia, y así como nosotros sentimos ansiedad, los perros también la sienten, la diferencia es que nosotros sabemos y estamos conscientes del porqué, mientras que ellos, lo expresan moviéndose de un lugar a otro, ladrando más de lo normal, así que hay que estar un poco más pendientes, sobre todo si tenemos más perritos en casa.

Algunos puntos que tenemos que tener presentes cuando llega un perro nuevo, es que viene muy nervioso, ha tenido varios cambios en su vida, por lo general, si es que ustedes no lo tomaron de la calle, ya pasó por otro lugar antes de su casa por lo que ha tenido varios cambios, así que no esperen que esté muy cariñoso ese día, por lo general va a estar muy atento a lo que pasa a su alrededor, y no se espanten si ni siquiera quiere oler su nueva casa, es un gran cambio para él, nuevos olores, nuevas voces, nuevo todo, así que denle su tiempo, si se quiere ir a un rincón déjenlo y hasta si quieren tápenlo para que se sienta seguro, de vez en cuando vayan a que los vea y háblenle bonito y a su paso va a salir de su guarida.

También es muy común que no coman ese día, y por ejemplo, cuando llegó nuestra perrita ni siquiera quiso ir al baño en el jardín, así que forramos el cuarto con periódico. Claro, esto solo fue por primera y única vez, tampoco lo dejen hacer en el periódico todos los días, a menos que sea la forma en la que lo quieran acostumbrar.

Al día siguiente va a estar mucho mejor, ya se dio cuenta que nada malo le va a pasar, van a empezar a comer y ya van a ir al baño normal.

Ustedes van a ver como su conducta y su postura va ir cambiando cuando vaya tomando confianza, se van a empezar a estirar, a sacudir, la cola la van a mover, sus orejas van a estar relajadas, y cuando vean esos cambios sabrán que ya los aceptó y que ya se siente cómoda en su nuevo hogar.

En las siguientes semanas va a seguir su adaptación, en donde va a ir viendo el movimiento de la casa, va a establecer sus horarios de comida, y del baño así que tengan paciencia, es un proceso largo. Cuando por fin se sienta parte de la familia y que es el lugar en donde pertenece va a salir su verdadera personalidad, puede ser que al principio sea muy tranquilo y después empiece hacer travesuras como agarrar los calcetines, todo esto es el proceso de adaptación. Pero cuando lleguen y vean esa carita con sus calcetines en la boca, van a dar gracias porque está en su vida y ese es el inicio de la mejor amistad que van a tener.

Recuerden que no todos los perros se adaptan igual, a unos les cuesta mucho más tiempo, por lo general son perros que sufrieron algún tipo de maltrato y aunque son uno animales tan maravillosos que perdonan sin condiciones y vuelven a confiar en nosotros, hay que tenerles paciencia, darles su espacio y el tiempo necesario, y la mejor forma es dándoles mucho amor y cariño.

Así que si están pensando en tener un perro, adopten, créanme que es la mejor experiencia que se puede tener, es retador, pero nos enseñan de valor, del perdón, superación y amor incondicional.

http://rominasacre.com/la-felicidad-de-adoptar-un-perro/