“Nuestra misión es empoderar a las mamás a través del uso responsable de la tecnología.”

Mamá Digital es una institución mexicana que, a través de programas educativos permanentes, promueve la integración de la tecnología a la vida actual de las mujeres, especialmente entre las mamás; mostrando los beneficios que pueden obtener al perder el miedo a la tecnología y volverla parte de su vida.

Un ejemplo de este tipo de ventajas son los valiosos minutos de tiempo que se pueden ahorrar al hacer los pagos de servicios por Internet, en lugar de acudir a una sucursal bancaria o a una oficina de gobierno, para que así puedan ocupar el tiempo ganado para estar con sus hijos, familia, amigos o para ellas mismas.

Esto podría parecer algo simple, pero lograrlo requiere sumar esfuerzos por parte de múltiples sectores

Mamá Digital nació como respuesta a una pregunta que se hizo su fundadora, Melva Sangri, hace algunos años: “¿Por qué en un país con más de 100 millones de habitantes, sólo un tercio de la población usa Internet y, de ellos, un porcentaje muy pequeño son mujeres y/o madres de familia?”.

Con esa interrogante en mente, Melva se planteó el objetivo de generar un cambio al respecto y apoyar a las mamás a acercarse a la tecnología, ya que tienen un rol formativo en las futuras generaciones de mexicanos. Así comenzó todo. Escuchando las necesidades e inquietudes de las mamás sobre lo que en ese momento era el famoso “mundo digital”, que hoy es parte de nuestra vida cotidiana.

Mamá Digital inició informalmente impartiendo cursos, talleres y conferencias para fomentar una cultura digital entre las mamás y sus hijos, a través del uso efectivo de Internet y las tecnologías como herramientas para reducir la brecha tecnológica, dando paso a una mejor y mayor convivencia con sus hijos. Hoy, algunos años después, es una Institución que, gracias a los donativos obtenidos en 2015, logró empoderar a cerca de 10 mil mujeres en el país mediante actividades y acciones para promover el uso responsable de la tecnología, contribuyendo a reducir la “brecha digital” en cada hogar.

Mamá Digital no sólo promueve la educación y el uso responsable de la tecnología, sino que, además, inculca los beneficios que la tecnología puede aportar a sus relaciones familiares y laborales, al aumentar las posibilidades de que ellas, como mamás, se incorporen a la vida productiva y económica del país.