El aprendizaje de un idioma es algo natural para los niños.

Tienen mayor facilidad para recordar palabras nuevas y sus mentes tienen gran disposición para aprender los sonidos de cualquier idioma al que sean expuestos. Por esta razón, es crucial que los padres con niños de 2 a 6 años busquen oportunidades para incentivar su curiosidad y explorar nuevos idiomas.

El British Council, en compañía de los ganadores del premio Oscar® Aardman Animations, ha creado el centro Learning Time with Shaun & Timmy, que ofrece una experiencia de aprendizaje única en un ambiente multisensorial donde los niños aprenden inglés a través de historias, canciones, juegos y manualidades. La principal característica del juego dirigido, una de las herramientas de enseñanza utilizadas en Learning Time with Shaun & Timmy, es permitir que los niños se diviertan al mismo tiempo que asimilan palabras de manera natural, sin darse cuenta de que están aprendiendo una nueva lengua.

Las clases están planeadas para permitir que el aprendizaje suceda a diferentes velocidades y estilos. Reconocen que el avance es distinto en los niños, de modo que se evalúa su desarrollo individualmente. Es importante considerar un desarrollo holístico. Esto significa no sólo enfocarse en la adquisición del lenguaje, sino poner especial atención en su desarrollo social, emocional y físico. Para un niño, el simple hecho de hacer un amigo nuevo es un gran logro que representa crecimiento social y emocional.

Y, por si fuera poco, se ofrecen varias opciones para que los papás ayuden a continuar el aprendizaje fuera del aula, mismas que pueden practicar con la ayuda de las apps de la serie de Learning Time with Timmy. Éstas son una muy buena herramienta para desarrollar sus habilidades, independientemente del nivel de inglés que tengan los papás.