El pronóstico del clima para el día siguiente era nublado y con alta probabilidad de lluvia en Nepantla, el pueblo del Estado de México donde me encontraba de vacaciones con unas amigas. “¡Vamos a las Estacas a pasar el día!”, la idea escapó de mi boca al ver la oportunidad de cumplir el deseo que tenía de volver.

20160809_141001

A pesar de estar a sólo una hora de camino, Las Estacas tiene un clima más caliente, por lo que aun si estaba nublado podríamos nadar y disfrutar la naturaleza.

Llevaba tiempo con el gusanito de regresar a ese paraíso, pues quedé boquiabierta con la belleza del lugar cuando estuve en la grabación de un comercial hace unos años, ocasión en la que no tuve la oportunidad de conocer más allá del área destinada al rodaje.

20160809_132325

No lo pensamos dos veces. Nos levantamos temprano para aprovechar el día y llegamos a nuestro destino poco después de las 9 de la mañana.

El parque natural Las Estacas pertenece a la reserva ecológica estatal “Sierra de Montenegro-Las Estacas”, ubicada a tan solo 90 minutos de la Ciudad de México. Ahí brota de un borbollón el río Yautepec, que tiene una anchura de unos 12 metros y una profundidad variable de hasta 7 metros.

img-20160811-wa0038

Lo primero que hicimos fue caminar hasta El Borbollón, manantial del que brotan más de 7 mil litros de agua por segundo. El Borbollón tiene una antigüedad de 10 mil años y es el manantial más caudaloso de Las Estacas, ya que cuenta con otros 40 a lo largo de un kilómetro de río que se encuentra en el parque. Más adelante, el río Yautepec se incorpora a otro sistema fluvial que desemboca en el Pacífico.

20160809_132815

La Poza Azul es un cauce con tonalidades azules y verdes, en el que pudimos apreciar la flora de sus profundidades. Nos lanzamos a nadar en ella después de hacer un recorrido en balsa. El agua del río tiene una temperatura de 22° durante todo el año, ideal para nadar o bucear. Puedes alquilar ahí mismo un equipo de buceo para explorar el fondo del río desde El Borbollón hasta Poza Azul, a 7 metros de profundidad, recorriendo 500 metros de paisajes subacuáticos inolvidables.

20160811_012600

Si vas con más tiempo puedes tomar clases de buceo. Las Estacas es la única escuela de buceo del centro del país en la que, además de la certificación, obtendrás la credencial internacional al terminar el curso, que va del nivel básico al de instructor.

Poza Chica es una alberca natural pequeña y tranquila, con paisajes admirables.  Al sumergirnos en ella presenciamos el nacimiento de los pequeños manantiales en los que habita una gran variedad de peces de diferentes tamaños y colores.

20160809_122257

Las aguas cristalinas del río son ricas en minerales, lo que le da al agua una tonalidad turquesa en algunos lugares. Es tal la transparencia del agua que en las partes del río donde el lecho está cubierto de vegetación, éste toma un color verde intenso, lo que lo convierte en uno de los pocos ríos verdes que existen en el mundo.

20160811_020118

En el Rincón Brujo nos encontramos con un milenario Amate Negro que alcanza los 25 m de altura y que guarda una leyenda: la mágica historia del famoso brujo Bertoldo.

20160811_014430

El río corre bajo la sombra de árboles que tienen años de historia. Nosotras no nos subimos a la tirolesa, pero quien se anime puede recorrer una parte del río por la copa de los árboles.

20160809_105018

Después de la aventura en el río, probamos las deliciosas especialidades del restaurante Los Amates y pasamos la tarde en el spa Nenufar, ideal para relajarse porque está rodeado de vegetación exuberante, lirios multicolores y un río cristalino. Nos quedamos asombradas con sus óptimas instalaciones, los servicios de calidad y la atención del personal; en verdad vivimos una experiencia inigualable.

20160809_111422

En esta ocasión nuestro plan no incluyó pasar ahí la noche, pero para la próxima vez ya sabemos que dentro del parque es posible hospedarse en alguna de las 17 exclusivas habitaciones del hotel, si vas solo o en pareja; en las cabañas de la Quinta Margarita, si vas en familia; o en el hostal Fuerte Bambú, si vas en grupo.

20160809_112535

Lo único malo de haber pasado un día tan maravilloso fue que, en vez de perder el deseo de ir a Las Estacas, éste se acrecentó. Tendré que pensar en un buen pretexto para volver, aunque la siguiente ocasión será más de un día.

Por último, como un dato curioso: El nombre de este parque se debe a que en tiempos pasados ponían estacas a la orilla del río para controlar la subida de sus aguas y poder regar las tierras adjuntas.

img-20160811-wa0038 20160811_020118 20160811_014430 20160811_012600 20160809_141001 20160809_132815 20160809_132325 20160809_122257 20160809_112535 20160809_111422 20160809_105018

El parque Las Estacas se encuentra abierto
de lunes a domingo de 8:30 a 22:00 hrs.

Carretera Tlaltizapan-Cuautla S/N KM 6,
Bonifacio García, 62770 Tlaltizapán, Mor.

Teléfono: 01 734 345 1174

Compartir