Esta hermosa historia de lealtad y compañerismo que existe entre un señor mayor y un pingüino de nombre Dindim, quien en cada ocasión le agradece a su héroe por haberlo salvado de morir ya que estaba hambriento y cubierto de petróleo, él se encontraba en las rocas de una playa en Río de Janeiro.

Este señor de nombre Joao Pereira de Souza de 71 años, trabaja como albañil y pescador él narra que en el año 2011 fue que descubrió al pequeño pingüino moribundo hambriento, entre las rocas y cubierto de petróleo.

Joao con su gran corazón no pudo abandonarlo, lo recogió y decidió cuidarlo y curarlo, le quitó los residuos de sus plumas, se encariño mucho que hasta le puso nombre “Dindim”.

Una semana lo atendió y quedó curado, Joao decidió regresarlo al mar, pero tuvo una gran sorpresa al ver que meses después de haberlo cuidado el pingüino lo iba a reconocer e iba a regresar con él a casa.

Este vínculo que existe entre ambos es muy conmovedor, ya que el pingüino sólo permite que Joao lo toque y si alguien intenta tocarlo él los pica, deja que lo alimente con sardinas y se acuesta en su regazo.

Un Pingüino Todos Los Años Viaja 8 Mil Kms Para Visitar Al Hombre Que Salvó Su Vida

Un Pingüino Todos Los Años Viaja 8 Mil Kms Para Visitar Al Hombre Que Salvó Su Vida

El pingüino se aleja por uso cuatro meses para poder reproducirse y el resto del tiempo pasa con su amigo Joao se calcula que unos 8 mil kilómetros viaja para poder verlo.

Joao ve al pingüino como si fuera un hijo, esta amistad ha perdurado por cinco años, cada vez que el pingüino regresa para el señor no existe mayor felicidad al verlo, y Dindim lo manifiesta moviéndole la cola.

Un biólogo opina que el pingüino ve a Joao como parte de su familia por eso vuelve.

Podemos ver que estos amigos son felices cuando comparten juntos y mientras Dindim espera volver pronto, Joao aguarda a su llegada.

Comparte esta Linda Historia En Tus Redes Sociales Para Que Muchas Personas La Conozcan !

FUENTE: http://www.mundomascotita.com/pinguino-todos-los-anos-viaja-8-mil-kms-visitar-al-hombre-salvo-vida