Nuestra experiencia vital no nos resulta tal larga para vivir tantas cosas como quisiéramos, sin embargo, el tiempo que tenemos disponible vale la pena invertirlo de la mejor manera, trayendo a nosotros aquello que nos nutre y nos alimenta el alma.

Algunas veces estamos sumergidos en una situación que no nos satisface, en la cual se nos hace cuesta arriba obtener un estado de felicidad, sin embargo, no nos tomamos la tarea de realizar los cambios que nos saque de esa órbita. Perdiendo de esta manera el real sentido de vivir.

14837_530399227074983_1224609680_n

No podemos acostumbrarnos a que la inercia nos lleve por algún camino y menos nos podemos permitir permanecer estáticos, debemos voluntariamente trazar nuestras rutas en función a lo que merecemos, a lo que queremos, a lo que nos haga feliz.

Es cierto que abrir los ojos lleva consigo una cuota importante de enfrentamiento a la realidad, de cuestionamientos, de culpas, de remordimientos, sin embargo, es la etapa durante la cual podemos sencillamente plantearnos un cambio sustancial en nuestra vida.

16

Conformarnos con algo solo lo podemos leer como que no nos sentimos en la capacidad de conseguir otra cosa, que nos  resignamos con algo que nada tiene que ver con lo que sentimos merecer.

Algunas veces confundimos el conformismo con la aceptación, sin embargo hay una brecha sustancial entre estas dos acciones disponibles para nosotros, el conformismo es la prisión autoimpuesta, teniendo las vías para cambiar, mientras que la aceptación es la liberación de resistirnos a algo que no puede ser de otra manera.

Nunca será tarde para decir hasta aquí o bien generar cambios que nos lleven a donde queremos estar o al menos lo más cerca posible. Tenemos todo para obtenerlo todo, lo único que nos impide llegar a donde deseamos son nuestros pensamientos y nuestra actitud ante la vida.

desktop-1421704204

Si crees que puedes, ya tiene un camino andado, si crees que te lo mereces, estará a tu alcance. Pero justamente ahí radica la trampa, en nuestras creencias, si no nos hacemos conscientes de ellas, podemos estar arando el mar, porque siempre será el resultado de esa creencia lo que predomine en nuestra vida, nuestros pensamientos serán su fruto y lo que manifestemos estará asociado a ella.

Si no te sientes cómodo con lo que vives, tienes la plena capacidad de escoger algo distinto, solo comienza a cambiar la actitud con la que abordas tu vida por una más positiva, a enfocarte más en lo que tienes que en lo que careces, a pensar en positivo y a creer que mereces algo mejor y tu vida entera comenzará a cambiar a tu favor.

FUENTE: http://rincondeltibet.com/blog/p-nunca-es-tarde-para-darte-cuenta-de-que-mereces-algo-mejor-19257