Los colonizadores habían prohibido las bebidas embriagantes pero ello no consiguió que se comenzaran los destiladas del generoso maguey.

La fecha exacta de la creación del tequila se desconoce. Se cree, sin embargo, que para mediados del siglo XVI, muy pocos años después de la llegada de los españoles, había comenzado a producirse. Los españoles, sobre todo los de origen andaluz, conocían la destilación del aguardiente de la uva, y se cree que añoraban una bebida con un sabor fuerte.

Aunque a partir del maguey los habitantes mesoamericanos habían preparado milenariamente el pulque, el proceso de destilación del aguardiente no se hacía como tal (aunque algunas teorías refutan lo anterior). Se piensa que este método traído por los españoles por una anterior influencia árabe, devino en la creación del tequila y el mezcal.

Sin embargo el uso del tequila no fue tan popular sino hasta el siglo XVIII. Ello porque incluso recién inaugurada la colonia existían ya intereses corporativos y se pretendía que los españoles continuaran consumiendo los aguardientes europeos. También  porque la corona buscaba apaciguar a los indígenas y se les prohibía el uso de bebidas alcohólicas como apunta José M. Muria en su libro El Famoso Tequila:

Para apaciguar a los habitantes hubieron muchas prohibiciones, entre ellas el consumo de embriagantes entre cuyos castigos estaban desde imponer una multa o un arresto hasta la desposesión de todos los bienes, e incluso, el cadalso.

Una de las fábricas indígenas más antiguas encontradas fue hallada cerca de Amatitán, Jalisco, en la barranca del Tecuane, aunque no ha habido modo de asegurar que estuvo activa antes de la llegada de los españoles.

Por ello el tequila es considerada como la bebida mexicana por excelencia, pues fue la perfecta simbiosis de el querido y arraigado maguey, representada por Mayahuel, diosa de los 400 pechos para alimentar de pulque a sus 400 hijos, con el gusto de los destilados por parte de los españoles.

Para el maguey prácticamente todas las culturas mesoamericanas tenían acepciones: metl en náhuatl, guada en otomí, atocamba en purépecha o tarasco,kaku`yste por los wirrárikas; ki en casi todas las variantes del maya o vitzo para los ópatas. No es extraño que de este haya nacido la bebida mestiza por excelencia: el tequila.

En una antigua hacienda del pueblo de Tequila es mostrado el proceso, desde el cultivo de los agaves azules hasta el envasado del delicioso líquido.

 

El tequila es sin duda una bebida icónica de México, la cual es valorada alrededor del mundo y que por ende cumple funciones como embajadora cultural de nuestro país. Su proceso artesanal de elaboración es fascinante, meticuloso y refleja en sí algunas de las maravillosas facetas incluidas en la cultura mexicana –por ejemplo la riqueza natural, la paciencia artesanal y una compleja historia gastronómica–.

Originario de Tequila, Jalisco y que ostenta una denominación de origen (aunque además se produce en estados como GuanajuatoMichoacánNayarit y Tamaulipas) sus propiedades saboreas y, cabe decirlo, su efecto en el organismo, han cautivado a millones de personas desde hace décadas.

Este video nos muestra de manera fugaz, pero ilustrativa, el proceso de elaboración del tequila, aguardiente que se ha ganado un lugar en la historia etílica de la humanidad.  

*Fuente: El Famoso Tequila/ José M. Muria, 1ª ed. México D.F., Miguel Ángel Porrúa,2015

*Imagen: vitivipedia.com

 

FUENTE: http://masdemx.com/2016/03/la-creacion-del-tequila-en-un-corto-y-conciso-video/