_DSC0983El Segundo Cuadro del Centro Histórico de la Ciudad de México se caracteriza por la rica historia que resguarda en cada una de sus calles, pero hay una en particular donde se concentra nuestro pasado prehispánico y colonial: Donceles.

 

Donceles es una de las calles más antiguas de la Ciudad de México, cuyo registro data de 1524. También es una de las pocas que conserva su nombre original, derivado de los donceles que ahí habitaron (un doncel era un joven noble aún no hecho caballero) luego de que se repartieran solares a los primeros españoles que llegaron durante la Conquista.

Pie de foto Librería Porrúa Los hermanos Porrúa iniciaron la librería vendiendo libros de ocasión y algunas impresiones antiguas mexicanas. El edificio data del siglo XVIII. Destaca un bello nicho de la Virgen de Guadalupe que se encuentra en la esquina superior de su fachada.
Librería Porrúa. (Arriba) Los hermanos Porrúa iniciaron la librería vendiendo libros de ocasión e impresiones antiguas mexicanas. El edificio data del siglo XVIII. Destaca un bello nicho de la Virgen de Guadalupe que se encuentra en la esquina superior de su fachada. Vista desde la Terraza de la Librería. (Abajo)

Justo en la intersección de Donceles con la calle República de Argentina hicimos la primera parada de nuestro recorrido. En ese punto sobresale el antiguo edificio de la Librería Porrúa, que además de ser la sede de la librería más importante del país, cuenta con una terraza que ofrece una de las vistas más excepcionales del Centro Histórico.

_DSC0932

Desde ahí puede apreciarse el conjunto arquitectónico del Templo Mayor, punto central de la antiquísima Tenochtitlan, que fue hallado accidentalmente en 1978 por obreros de la Compañía de Luz y Fuerza, cuando al realizar excavaciones encontraron la escultura monumental de Coyolxauhqui. Como consecuencia del gran sismo de 1985, hubo que demoler algunos edificios en esa zona, lo que permitió expandir los trabajos de excavación y abrirse al público en 1987.

_DSC0787

Diosa Coyoxauqui. Réplica adornada con sus colores originales, Museo Templo Mayor, México.
Templo Mayor y Diosa Coyoxauqui. Réplica adornada con sus colores originales, Museo Templo Mayor, México.

_DSC1051

………………………………………………………………………………………………………..

_DSC1483
El restaurante El Mayor representa la perfecta síntesis entre tradición y modernidad.

En la terraza del Edificio de la Librería Porrúa se encuentra el restaurante El MayorCon las imponentes cúpulas de la Catedral de México y del Palacio de la Autonomía en el horizonte, degustamos algunas creaciones de Laura Chacón, chef de El Mayor, elaboradas con ingredientes clásicos de la gastronomía mexicana, pero con un toque contemporáneo: crepas rellenas de chicharrón en salsa pasilla y un omelette relleno de chapulines sobre espejo de salsa de chile ancho.

Chile ancho relleno de chilorio con frijoles charros (Arriba). Vista de las cúpulas (Abajo).
Chile ancho relleno de chilorio con frijoles charros (Arriba). Vista de las cúpulas (Abajo).

_DSC0775

 

Museo de la Caricatura

El Real Colegio de Cristo se fundó a principios del siglo XVII y en 1774 fue integrado al Colegio de San Ildefonso. Tiempo después, el edificio se convirtió en un centro de negocios que albergó despachos de abogados, librerías y talleres de impresión y fotografía.
El Real Colegio de Cristo se fundó a principios del siglo XVII y en 1774 fue integrado al Colegio de San Ildefonso. Tiempo después, el edificio se convirtió en un centro de negocios que albergó despachos de abogados, librerías y talleres de impresión y fotografía.

Escondido en el número 99 de Donceles encontramos el edificio del Real Colegio de Cristo, hoy Museo de la Caricatura. Este lugar se aprecia por tener una de las colecciones más grandes de caricaturas en el país. En sus muros se exponen dibujos y grabados publicados desde el siglo XIX hasta la fecha. Además, siempre están presentes algunos de los más importantes caricaturistas de la actualidad, como Ricardo Salazar Berber, creador de las mascotas del futbol mexicano y que ahora, como miembro fundador de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas, apoya al museo realizando caricaturas personales a los visitantes. Asimismo, puedes inscribirte a los cursos y talleres impartidos por reconocidos caricaturistas, como Alfredo Guasp, Sandoval, Luis Xavier Sáenz, Alfonso Orvañanos y Román Rivas.

Saliendo del Museo de la Caricatura nos topamos con el Templo de la Enseñanza, que guarda uno de los retablos más llamativos del Centro Histórico, bañado en oro y, además, es custodio de la principal imagen del ex convento: Nuestra Señora del Pilar. Fue fundado por la Madre María Ignacia Alzor con la finalidad de educar y formar a las niñas de la Nueva España. Su construcción corrió a cargo de Francisco Antonio Guerrero y Torres, reconocido arquitecto de la época y posible causante de que la ciudad fuera llamada, por Charles La Trobe, “La Ciudad de los Palacios”. Fue consagrado en 1754 y recibió del Virrey un nudillo del índice de San Juan Nepomuceno, para conservar como reliquia.

Templo de la Enseñanza. En 1867, el convento fue tomado por las fuerzas republicanas, que lo convirtieron en prisión y después en Palacio de Justicia.
Templo de la Enseñanza. En 1867, el convento fue tomado por las fuerzas republicanas, que lo convirtieron en prisión y después en Palacio de Justicia.

Caminando sobre Donceles notamos que la calle toma un nuevo nombre, Justo Sierra, en honor al fundador de la Universidad Nacional. Es esta calle se encuentra el edificio que fuera sede del primer plantel de la Escuela Nacional Preparatoria, el Antiguo Colegio de San Ildefonso. Este histórico inmueble ha sobrevivido por más de 400 años a las inclemencias de las revueltas civiles, desde la expulsión de sus fundadores –los jesuitas–, en 1767, hasta las acciones represoras de una bazuca durante el movimiento estudiantil en 1968.

_DSC1237
Museo de San Ildefonso. Se fundó en 1583 por la Compañía de Jesús. Tras la expulsión de los jesuitas, el edificio se convirtió en cuartel de un batallón del Regimiento de Flandes y cuartel de las tropas norteamericanas y francesas durante sus respectivas invasiones.

Dentro, sus paredes cuentan nuestra historia a través de los murales que Diego Rivera, Fernando Leal, Jean Charlot, Fermín Revueltas y José Clemente Orozco plasmaron para educar a la población mexicana. Sin embargo, el arte contemporáneo también tiene un lugar importante en el colegio, ya que en sus salones colgaron sus obras LaChapelle y Johan Falkman, Ron Mueck esparció su hiperrealismo y uno de sus patios continúa invadido por Antony Gormley.

_DSC1326
Vitral “La Bienvenida”. Con el fin de proporcionar más luz al recinto, se destruyó el mural «Triunfos de la conciencia y el trabajo sobre la envidia y la ignorancia» (1874), primer mural con tema no religioso que realizó el pintor Juan Cordero,  a iniciativa del doctor Gabino Barreda. en su lugar se colocó este vitral emplomado, encargado al Real Establecimiento de Baviera F. X. Zettler de Munich, Alemania, en 1899.

 

 

_DSC1272

_DSC1345

 

Para remarcar la diversidad cultural de la calle de Donceles, casi al llegar a la Plaza de Loreto está la discreta entrada a la primera sinagoga ashkenazim de México, nombrada Nidje Israel. Ésta abrió sus puertas en 1941 y su diseño arquitectónico es copia de una sinagoga en Lituania. Permanece dividida en dos edificios: el primero da a la calle de Justo Sierra y en él están las oficinas administrativas, un pequeño salón y un restaurante kosher; en el segundo edificio se encuentra lo que fue el gran salón principal; en la planta alta se encuentra la sinagoga, la cual conserva una impactante bóveda nervada, hermosamente pintada, en donde se representan los principales símbolos judíos. Del centro cuelga un candil de bronce que ilumina a la bimá, espacio en donde se dirigen los rezos. Otra cosa de notar es el terminado de las columnas y muros de cemento, cuya pintura imita el mármol bajo la técnica de trampantojo, del francés ‘trompe-l’oeil’ (engaña el ojo).

_DSC1384 _DSC1367

Sinagoga. La palabra sinagoga proviene del griego synagein, _DSC1386“lugar donde la gente se reúne”. Se trata de un espacio dedicado al estudio y rezo donde quiera que los judíos se encuentren. Lo más importante en una sinagoga son los libros sagrados y el grupo de orantes; el lugar es secundario, se puede establecer una sinagoga en cualquier espacio. Pero una vez que se decide construir una, es imprescindible que cuente al menos con un arca que resguarde la Torá, que es el objeto más sagrado para el pueblo judío, y una bimá o púlpito para dirigir los rezos y los sermones.

Estas son solo algunas de las joyas históricas que podrás conocer al recorrer esta antigua, pero llena de historia, calle de Donceles.


AGRADECIMIENTOS

Restaurante El Mayor. Calle República de Argentina 15 Planta Alta, Cuauhtemoc, Centro, 06000, CDMX.
www.elmayor.com.mx / Teléfono: 57047580

 

Librería Porrúa. República de Argentina 15, Centro, 06020, CDMX. www.porrua.mx / Telefono: 57047577

Asesoría Cultural: Begoña Pérez Porrúa.

Coordinación de Monda: Mónica Quintero / Business Boutique

Fotógrafo: Lauro Bautista / Teléfono: 5535221097

Modelos: Tatiana Riccio y Renato Freitas / Agencia Paragon Models Management / Teléfono: 26230115

Vestuario: United Colors of Benneton

Maquillaje y Peinado: Zayra Valencia / Glam2Go (App)

Sin título