Hace unos días, el mundo de la fotografía a dirigió su mirada a Uruguay. Federico Ruiz Santesteban había presentado su muestra titulada El Extraño Caso del Jardinero. Pero, ¿qué es lo que hacía tan especial esta serie de fotografías que Federico tomó a su hijo durante, más o menos, 5 años?

Durante años se ha tratado de conseguir un modo de impresión ecológico, que sea amigable con el medio ambiente; el uso de tintas no tóxicas y reciclaje del papel. La era digital ayudó a preservar los recuerdos en fotografía, de una manera inmaterial y con una disposición inmediata. Ahora podemos llevar cientos de fotografías, en nuestros celulares, a cualquier parte. El espacio ya no es problema. Los álbumes de la casa de la abuela quedaron atrás, es más fácil verlas en la Tablet, el ordenador o incluso la televisión. En esta exposición, Santesteban ha propuesto un nuevo estilo de materialización. Decidió hacer jardines fotográficos.

 13328952_528415620680876_1767511853_n

“Todas las piezas presentadas fueron recolectadas del jardín mágico desde la primavera del 2012 a la fecha. Las hojas y pétalos no contienen tintas ni emulsiones adicionadas. Todo es producto del extraño devenir de sus componentes fotosensibles”

 

Esta forma de impresión ya había sido utilizada por el fotógrafo vietnamita Binh Danh, “para reproducir principalmente fotografías históricas o aludir a elementos bélicos propios del pasado conflictivo del sudeste asiático”, explica Fernando Sicco, curador de la muestra presentada en el Espacio de Arte Contemporáneo de Montevideo.

 

“La propuesta se inspira en los relatos de apariciones paganas y en las historias de revelaciones con tintes religiosos”

 568788

Según Sicco, en esta ocasión, lo que se presenta “…no es un pasado doloroso el que retorna en el soporte natural de las hojas, sino una suerte de bitácora de crecimiento personal, fuertemente teñida de aspectos biográficos y afectivos, que se ofrece a la mirada de los espectadores como un sorprendente hallazgo pseudocientífico.”

 “Se propone un ámbito en el que se presenten una serie acontecimientos que solo podrían ser entendidos como una cuestión de fe.”

Así que, si te encuentras de paseo en Montevideo, puedes visitar la muestra hasta el 28 de agosto del 2016. También puedes visitar la página web de Fede, como se hace llamar, en la que encontrarás imágenes de sus trabajos más relevante.


FUENTE: FEDERUIZSANTESTEBAN

Compartir