“Del racismo nadie se escapa. La cuestión no es si somos racistas; es cuánto y cómo lo somos. “

Imágenes para ver-te. Una exhibición del racismo en México explora, por medio del arte, el origen y la permanencia de esta característica, definitoria de nuestra idiosincrasia nacional: cuadros costumbristas, fotografías científicas y estudios frenológicos de los siglos XVIII y XIX dialogan, con cierto humor negro (sin intención de agredir), con obras contemporáneas de Francisco Toledo, César Rangel y Mauricio Gómez Morín, entre muchos más.

A través de las diversas salas del Museo de la Ciudad de México constatamos cómo una equívoca explicación biológica evolucionó hasta naturalizar la superioridad de un grupo, la sumisión de otro y la imposición de un canon de belleza ajeno. Excelente ejemplo de ello son dos retratos del Gral. Porfirio Díaz. El primero, de su juventud, destaca sus rasgos indígenas y su piel morena; en línea con el orgullo oaxaqueño propiciado por el presidente Benito Juárez. Varias décadas después, para el Centenario de la Independencia, un segundo retrato revelaría el “blanqueamiento” del mexicano como nuevo ideal.

Entre aquel pasado y nuestro presente no parece haber muchos cambios; lo que fue la raza para el siglo XIX, lo es ahora el código postal. Así lo evidencian tanto los Cuadros de Castas de la época colonial, como las parodias realizadas por “El Crayolas” Pérez o la fabulosa “Gatúbela” de la serie Superhéroes de Dulce Pinzón, que ofrece una original mirada al trabajo de los migrantes.

La principal virtud de esta exposición es su sutil confrontación, ya que al igual que el video elaborado por CONAPRED ‒ en el que niños y niñas de 10 años inútilmente tratan de justificar porqué atribuyen a un muñeco rubio y “ojiazul” más cualidades que a un muñeco negro con ojos cafés (que, por cierto, es el mismo muñeco pintado y con otro color de ojos), nos descubrimos sin argumentos válidos que justifiquen cualquiera de nuestros prejuicios. Así que, aventúrate a descubrir y a encarar los tuyos.

EFE racismo_museo_cdmx_03 EFE racismo_museo_cdmx_02

Museo de la Ciudad de México.

Pino Suarez 30.

Martes a domingo, 10-18 hrs.

Hasta el 25 de septiembre, 2016

 Historiadora del arte
El nombre de esta sección, Metaxú, es un término griego que significa «mientras, en medio de o entre tanto»; un lugar a mitad de camino. Es un momento: mientras tanto. Es una persona: intermediario; lo próximo, lo adjunto. Simone Weil lo define como un muro que a la vez que separa, comunica. Las exposiciones que invito a ver suceden entre una entrega y otra.
cyaguirre17@gmail.com

 

Video:

«Imágenes para ver-te», la exposición que confronta al racismo