Es “fantástico” descubrir que Dios es amor

Millares de refugiados musulmanes llegados a Europa desde el pasado octubre se han convertido al cristianismo en los distintos países de acogida.

Al llegar a un país europeo, muchos de estos musulmanes, procedentes de Siria, Irak, Irán y Afganistán, quieren saber qué es el cristianismo, pues en sus países lo tenían impedido.

Cuando estos musulmanes descubren que en el cristianismo “Dios es amor, y un amor misericordioso”, capaz de perdonar hasta el infinito a quien se arrepienta de sus pecados, lo encuentran “revolucionario”, según comenta el periodista libanés, Camile Eid, coautor del libro Cristianos venidos del Islam.

En una entrevista reciente a la revista italiana Tempi, este periodista afirma:

“Hasta hace unos diez años muchos musulmanes convivían con los cristianos en sus países de origen, pero sin tener acceso a la Biblia. Junto al descubrimiento del Evangelio del amor y de la verdad, lo que les impulsa a buscar respuestas en otros lugares es un Islam cada vez más represivo. Descubrir que Dios es amor es revolucionario”.

Y al ser preguntado sobre la paradoja que representa que en Occidente haya conversiones al islam, mientras se registran miles de conversiones del islam al cristianismo (al catolicismo y a otras iglesias cristianas), Camile Eid responde:

“Es doblemente paradójico: muchos occidentales están atraídos por la ideología de la muerte hasta el punto de que lo dejan todo para ir a combatir con el ISIS, mientras que quien ha sufrido la violencia del fundamentalismo islámico y la sumisión sin razones a las órdenes de la ley coránica cambia ante los mandamientos del amor. Pero muchos lo hacen precisamente a partir del Corán. De hecho, intuyendo que Jesús no puede ser sólo un profeta les entra la curiosidad y lo redescubren como Dios en el Evangelio”.

De los refugiados llegados en oleadas los últimos meses –desde octubre hasta hoy— a distintos países europeos, se han registrado millares de bautismos.

Así, en Alemania, en la diócesis de Hamburgo, se registraron 196 bautizos de musulmanes en la última Pascua. En Austria, que se conozcan, son 46. En Francia, las Conferencia Episcopal informa que un 4 por ciento de los bautizos entre adultos proceden de los musulmanes, lo que suponen algo más de 5.000 al año.

El sacerdote católico Pierre Humblot, misionero francés en Irándurante 45 años y expulsado del país, asegura que se han celebrado300.000 conversiones en aquel país, a pesar de las prohibiciones. “Es un fenómeno increíble”, ha dicho.

La revista Interdisciplinary Journal of Research on Religion habla incluso de un total de 20.000 bautizos al año de musulmanes solo en Estados Unidos, que abrazan a Jesucristo como Hijo de Dios, pues dejan de creen, como el islam, que Jesucristo es solo un profeta.

La joven pareja Mehdi y Solmaz, conversos al catolicismo en Alemania, dicen que su percepción de Dios cambió radicalmente. “En el islam, siempre viví con miedo: de Dios, del pecado y el castigo. Pero Cristo, es un Dios de amor”, según informa Noticia Cristiana.

Es importante subrayar que las conversiones se producen en todos los países donde hay refugiados e inmigrantes procedentes de países con mayoría musulmana.

Los países nórdicos de Europa, de tradición religiosa luterana, que es su Iglesia nacional, registran centenares de bautismos. A final del año pasado fueron bautizados 100 iraníes en Dinamarca, mientras otros 250 o 300 esperan poder ser bautizados cuando reciban la correspondiente información catequética, según informa el diario Tribune de Genéve.

Otro caso curioso es Finlandia, un país gélido en clima y en religiosidad, donde se han bautizado desde octubre hasta hoy 235 fieles, entre las Iglesias luterana y pentecostal. A Finlandia han llegado 30.000 refugiados llegados de países con mayoría musulmana.

Muchos musulmanes llegan a los países europeos preguntan por el cristianismo, del que desconocen casi todo, porque en sus países prácticamente solo hay una religión, el islam, de la que no se puede salir.

En Finlandia hay un pastor luterano que habla árabe y se ha dedicado a los refugiados. Les da unas clases de 40-50 horas de religión cristiana y después la mayoría se bautizan, pero dice que a él “no le da para más”, pues no puede atender todas las demandas, según informa la revista Uusi Tie y reproduce protestantedigital.com.

El pastor finlandés, del que no se da el nombre, declara: “Incluso serían posibles de 40 a 70 bautismos más, pero no puedo enseñarles todo yo solo, porque lleva tiempo. Necesitaría que más gente les enseñara”.

Los musulmanes, afirma, están cansados del islam. Ahora, al estar en un país extranjero, son libres de escoger el cristianismo. Algunas familias aceptan la conversión, añade, pero otras repudian al miembro que es bautizado, el cual debe afrontar no pocos obstáculos a nivel familiar para seguir en el cristianismo.

Y así podríamos sacar cifras de distintos países, como Italia, Grecia, España, Malta, Chipre, Rumanía, Hungría, Bulgaria, Polonia, Chequia, etc. Muchas veces no hay estadísticas, porque en los bautizos no se señala la procedencia religiosa del catecúmeno, o porque no se ha realizado un trabajo recopilatorio de los bautizos.

En los casos de Alemania y Austria, las autoridades religiosas van con cautela ante las conversiones de musulmanes, pues estas deben ser auténticas, y no un modo para integrarse en el país.

En todo caso uno de los aspectos que llama más la atención de la religión cristiana a los musulmanes es que Dios es amor, lleno de misericordia, y en consecuencia perdona a quien se arrepiente de haberlo ofendido. ¡Es fantástico!, dicen.

 

FUENTE: http://es.aleteia.org/2016/06/20/lo-que-esta-llevando-a-miles-de-refugiados-musulmanes-a-hacerse-cristianos/