Miles de seguidores mexicanos animan a la selección mexicana en Estados Unidos durante el torneo

La selección de México espera el sábado en California a Chile, el vigente campeón de la Copa América, en cuartos. El camino del Tri ha sido exitoso hasta ahora. Las buenas sensaciones que ha dejado en la primera fase se han visto acompañadas por su afición, que toman cada ciudad y estadio como un ejército. Una invasión, en este caso futbolística, como la que hizo hace 100 años Pancho Villa, caudillo de la revolución mexicana, cuando irrumpió en la villa de Columbus, EE UU. Hace años que El Centauro del Norte no combate una batalla junto a las tropas de su país, pero su ejército sigue haciendo fuerza por los colores de México en los distintos escenarios de la Copa América.

El ejército de Pancho Villa es una de las porras (grupo de aficionados) que siguen los partidos de la selección mexicana en EE UU. Este grupo, creado en 2013 por Sergio Tristán, tiene más de 1.000 soldados —como él los llama— y más de 36.000 seguidores entre sus redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram.

Tristán, de 34 años, nació en Texas y tiene ascendencia mexicana. Es el general de este batallón. Hace tres años estaba solo en un restaurante durante un partido de México contra EE UU, y pensó que tenía que haber más gente como él que apoyaba al Tri. Mandó un mensaje por Facebook y ahora viaja con su ejército acompañando al combinado nacional a donde juegue en Estados Unidos.

Antes de cada partido, explica Tristán, organizan una fiesta un día antes. En ese ambiente se canta, se baila y se celebra con mariachis, como una forma de arengar a las tropas. El día siguiente hacen una parrillada en el estacionamiento del estadio horas antes del partido. “Acabándose la parrillada, marcha todo el ejército hacia el estadio, con banderas, con tambores, con humo, cantando, bailando y haciendo un relajo sano camino hacia el estadio para que la gente sepa que México está de local”, precisa.

Tristán, que es veterano del ejército de EE UU —sirvió en Irak de 2004 a 2006—, afirma que su movimiento no es exclusivo, ya que en muchos partidos se han juntado con otros aficionados, llegando casi a sumar cerca de 6.000 seguidores de la selección mexicana. Tienen 15 batallones en distintas ciudades de su país. Al tener presencia en distintas ciudades es “más fácil invadirlas”, asegura. “Son como puestos de batalla, como en un ejército de verdad, que reciben a sus compañeros y tienen todo listo para su llegada y organizado para el apoyo local”, agrega. Han visto a los dirigidos por Juan Carlos Osorio “centrados, comprometidos y con la cabeza solo pensando en fútbol”.

Seguidores del Ejército de Pancho Villa, en EE UU.
Seguidores del Ejército de Pancho Villa, en EE UU. PVA

Ahora aguardan el partido contra Chile, rival al que guardan respeto y del que destacan a sus individualidades, capaces de definir un partido. Sin embargo, fieles al lema del ejército, “Orgullo en nuestra cultura, nuestro idioma y nuestro fútbol”, esperan seguir al Tri hasta el final del campeonato.

 

FUENTE: http://deportes.elpais.com/deportes/2016/06/16/actualidad/1466100632_868194.html

Compartir