¿Habrá alguien que alguna vez no haya jugado Piedra, Papel o Tijera? Es el antiquísimo juego de manos, círculo cerrado y continuo, que sirve para decidir, entre dos, quién gana. La piedra que rompe la tijera, la tijera que corta el papel, el papel que envuelve a la piedra…

Ahora, ese juego ancestral parece revivir entre quienes apuestan por la lectura en papel o en pantalla, con la piedra como testimonio de lo que fue, en algún tiempo, el ejercicio de la escritura y la lectura. –Así, como antes se escribió y leyó en piedra, dentro de poco se verá la escritura y la lectura en papel–, sentencian quienes ven próximo el fin del libro físico. Sin embargo, los datos parecen contradecirlos, ya que, después de una primera caída, los libros impresos se han levantado, en producción y venta, frente a los digitales. Todo parece indicar que nos encaminamos a una permanente convivencia entre ambos formatos.

Estos datos e investigaciones nos dicen también que la convivencia de formatos se da entre los mismos lectores; es decir que no hay lectores exclusivos de impresos, como tampoco los hay que sólo prefieran los digitales. Lo más frecuente es que quien lee lo haga en uno u otro formato y quien no lee no lo haga en ninguno de los dos. Es una cuestión de hábito, gusto, disciplina, afición, no del formato en que se presente.

Muchas veces, nos dicen los mismos estudios, la razón para elegir entre uno y otro es la mera comodidad; por ejemplo, en vacaciones, se prefiere el libro digital por la facilidad de tamaño, peso, traslado, etc. Pero, coinciden, que en uno u otro formato, se buscan contenidos ligeros, entretenidos, emocionantes, en fin, se prefiere la ficción sobre la no ficción; es lógico para un periodo de escape, descanso, distracción, entretenimiento.

¿Y, entre los de ficción, cuáles escoger para estas vacaciones? Hay miles de alternativas; tantas que prácticamente cualquier método de selección es válido; la única condición es que sea algo de tu interés. Te proponemos algunos: escoge un tema, que puede ser un hecho histórico, una cuestión política, un problema social, etc.; escoge un género, como novela negra, ciencia ficción, novela histórica, etc.; escoge un autor, alguien que te haya gustado, alguno que quieras conocer, algún recomendado, etc.; escoge una época; escoge un lugar; escoge un personaje, etc. y, si después de todo no acabas de decidir, déjalo a piedra, papel o tijera.

En estas vacaciones, algunas obras y autores que puedan ayudarte a decidir pueden ser: en novela negra, Agatha Christie, con El asesinato en el Orient Express, y toda su extensísima producción; Los Reyes Malditos, de Maurice Druon y la turbulenta época de la Guerra de los Cien Años; Isaac Asimov, con Fundación y su extensa bibliografía en ciencia ficción;  La trilogía de Nueva York, de Paul Auster y Ventanas de Manhattan, de Antonio Muñoz Molina, sobre Nueva York, y un largo etcétera.