Antes de los tranvías, eran los barcos de vapor los que se encargaban de trasladar a los habitantes de la Ciudad de México.

Lo que hoy transitamos los capitalinos como Calzada de la Viga, realmente solía ser un cauce importante que tuvo mucho auge después de la expansión de México-Tenochtitlán. Durante la época novohispana, los lagos del Valle de México comenzaron a disecarse, por lo que el canal se amplió hasta el sur de la ciudad y conservó su unión con los pueblos de Chalco y Xochimilco.

La tarea principal del Canal de la Viga era transportar la mercancía agrícola desde los pueblos aledaños hasta la capital. Se estima, que cada año navegaban por el canal más de 4,000 canoas repletas de productos. Éstas se recibían en las garitas, un sistema controlado  de recepción de mercancía.

No pasó mucho tiempo antes de que el canal ampliara sus objetivos. Además de sus funciones comerciales, el cauce se convirtió en un lugar recreativo donde los habitantes de la ciudad acudían para pasearse.

El recorrido atravesaba Iztacalco, Culhuacán, Iztapalapa, Xochimilco y Chalco. Más de 30 kilómetros eran los que se recorrían a bordo de estas canoas.

1850 fue el año en el que el primer barco de vapor surcó en el canal. Pero fue hasta 1877 que se firmó el contrato para hacer navegable el Canal de la Viga en barco. Pronto se modificaría la altura de los puentes y los trayectos pasarían de tardar cuatro horas a una hora, por la tecnología que consigo traían estos barcos.

La gente que se subía acostumbraba hacer un día de aquel recorrido, ya que el paisaje que se podía apreciar era de ambiente campirano. Muchos se bajaban en lo que hoy es el Mercado de Jamaica, y comían en el pasto. Cabe mencionar, que el clima de aquella época era ideal para estos paseos.

Finalmente, para 1921, el gobierno de la ciudad optó por desaparecer el cauce y comenzar a construir una ciudad a base de cemento y asfalto. La reciente pavimentación y la electrificación de los terrenos dieron pie a las líneas de tranvías.

Avenidas que hoy conocemos como Viaducto, Eje 4, Eje 5, Eje 6 y Río Churubusco, hace décadas solían cruzar el Canal de la Viga. Esto habla del desarrollo que ha atravesado la ciudad y el avance que ha alcanzado en materia de infraestructura. Sin embargo, los barcos de vapor siempre serán motivo de nostalgia urbana para los habitantes de esta ciudad.

 Imágenes: México Máxico

 

FUENTE: http://mxcity.mx/2016/06/nostalgia-urbana-pasado-lacustre-la-ciudad-mexico/