Mientras que para los progres la solución a la pobreza es eliminar a los pobres, ya sea con esterilizaciones masivas, promoción del aborto, la anticoncepción o «la política de un solo hijo», en Rusia, el Primer Ministro Putin, presentará un plan a la Duma para favorecer la natalidad.

Propone una inversión de casi 40 mil millones de euros en el principal activo del país: las personas. El esfuerzo será titánico, el país ha pasado de 148,5 millones de personas en 1995 a 143 en la actualidad. Los números oficiales muestran entre 1,6 y 1,7 millones de abortos al año, pero estimaciones no oficiales lo sitúan en cerca de 6 millones por año, el 90 por ciento de los cuales se hacen, como en la mayoría de los países desarrollados, a petición de la mujer por causas “sociales”, no por razones médicas.

El proyecto de ley tiene por objeto el cuidado integral de la persona, y entre las medidas incluye crear las condiciones favorables para que la mujer opte por dar a luz.El aborto dejaría de ser calificado como un servicio médico del sistema nacional de salud, lo que permitiría que los médicos pudieran negarse a realizarlos. Con la nueva legislación también serían ilegales los abortos en la segunda mitad del embarazo.

Además las ayudas por maternidad se incrementarían hasta los 2.000 rublos (70$) mensuales hasta el nacimiento del niño.

Dentro de este ambicioso plan estratégico tendrá lugar el 29 y 30 de junio la «Cumbre demográfica en Moscú: la Familia y el Futuro de la Humanidad» El listado de participantes da una idea de que se quiere una solución global: bioéticos, demógrafos, sociólogos, académicos, rectores universitarios, líderes provida, o el mismísimo Metropolita Hilarión.

Como no rusos destaco a Anna Zaborska (Parlamento Europeo), Allan Carlson, Larry Jacobs y Don Feder (World Congress of Families), Patrick Fagan (Family Research Council), Steven Mosher (Population Research Institute), Philip Longman (New America Foundation), y Janice Shaw Crouse (Concerned Women for America).

El programa también es revelador:

  1. Invierno demográfico
  2. Rupturas familiares
  3. Aborto
  4. Factores culturales que inducen a tener familias pequeñas
  5. Factores para no querer hijos
  6. La decadencia del matrimonio y el matrimonitardío
  7. Problemas relacionados con las drogas
  8. Legalización de drogas peligrosas
  9. Efectos negativos del alcoholismo en la demografía
  10. El trabajo de las madres fuera del hogar
  11. El papel de la religión en la promoción de la familia
  12. El papel del gobierno en los procesos de reversión del descenso
  13. Baja fertilidad y baja tasa de natalidad
  14. Baja tasa de natalidad y el declive económico
  15. Factores que influyen en baja tasa de natalidad
  16. Los problemas de una sociedad que envejece
  17. Sistema de Justicia Juvenil
  18. El papel de los medios de comunicación en el comportamiento demográfico
  19. Mecanismos de control de la población

Creo que nadie podrá negar que en estos momentos Vladimir Putin es de los pocos líderes mundiales que sabe lo que quiere y que tiene un plan a largo plazo. Llevo siguiendo los pasos que está dando para recuperar la Gran Rusia y devolverle su esplendor enraizándola en su historia y apoyándose con fortaleza en la Iglesia Ortodoxa..

Supongo que ahora, cuando en una conversación salga que tengo familia numerosa, a la recurrente disyuntiva: ¿eres del opus?, ¿eres kiko? se unirá la alternativa: ¿eres ruso?

 

FUENTE: http://infocatolica.com/blog/delapsis.php/1104260729-putin-quiere-aumentar-la-pobl