Una banda de tres personas que unen sus diferentes gustos y talentos en un proyecto de música popular que, a la vez, es diferente de todo lo que se oye en la radio hoy en día. Leo, Juanma y Fher nos cuentan de su experiencia en esta agrupación.

¿Qué es Borbolla?

L: Hoy estamos en un punto muy sólido de la banda, somos una hermandad. Creemos que en una hermandad hay tanto victorias como derrotas y el poderlas superar juntos es muy importante.

J: Claro, es un proyecto en común. En este caso, es el proyecto de hacer un tipo de pop diferente a todo lo que se escucha hoy en día. Con base en el trabajo, cada vez nuestro sonido se vuelve algo mucho más sólido y claro para nosotros. Recientemente, Borbolla decidió darle la bienvenida a un tecladista Ivan «Rosa» Oropeza y ahora será parte de esta hermandad.

¿Ya se conocían o llevaron caminos distintos hasta ahora?

L: Yo estudié música en el DIM. Llevo tocando mucho tiempo, he grabado discos como productor y una de esas veces fue cuando conocí a Juanma, a quien le grabé canciones como solista. Una cosa llevó a la otra y empezamos a trabajar juntos.

J: Mi aprendizaje musical ha sido básicamente autodidacta, no hice una carrera musical. Yo hacía cosas como solista y un día se las mostré a Leo, porque además de necesitar a alguien que me ayudara a producir los discos, necesitaba también a alguien que tocara conmigo las canciones. Fue así como nos unimos.

L: Fher estudia en el Conservatorio y él entró a la banda gracias a unos conocidos, casi todo fue por contactos.

¿Cuáles son los roles de cada quien en la banda?

J: Yo canto y toco la guitarra, Leo toca el bajo y Fher las percusiones, pero en realidad, todos hacemos un poco de todo.

L: Como nuestra música se presta para muchos arreglos, también hay veces que invitamos a amigos músicos a que toquen con nosotros y siento que eso enriquece muchísimo nuestra música.

¿Cuánto tiempo llevan tocando juntos?

J: Tocando juntos llevamos mucho tiempo, pero la clase de hermandad que te comentamos que existe ahora entre nosotros empezó a darse en octubre o noviembre del año pasado..

¿Cuál es el elemento que los diferencia de todas las demás bandas de pop mexicano?

J: Creo que, sobre todo, que no cantamos las clásicas baladas pop. En México hay un ambiente musical muy viciado, que se ha mantenido con un mismo sonido todo el tiempo. Nosotros más bien estamos tratando de darle un giro a ese género popular. Esa es la misión: ser un proyecto que se distinguiera por ser diferente a lo que se ha oído antes.

A mí me parece que sí tienen un sonido diferente, un tanto más “smooth” que lo que se oye generalmente en la radio. ¿Cuáles son sus principales influencias?

J: Aunque coincidimos en muchas cosas, cada quien escucha su música por separado. Cada quien tiene influencias propias y cuando las juntamos es cuando surge la magia. Por ejemplo, yo escucho blues, me encanta Eric Clapton y otros del estilo. 

F: A mí me gusta mucho el “latin”. Me gusta la música que incorpora instrumentos de muchos lugares del mundo, pero también creo que escuchar muchos tipos de música va directamente ligado a crearse una identidad como banda.

Como banda, ¿qué metas tienen y qué retos han enfrentado?

L: Para mí ha sido un reto tratar de crear un sonido nuevo y particular sin muchas herramientas, algo más sencillo. Es un cambio fuerte para mí,  pero eso es lo que me anima a seguir tocando con ellos. Una meta personal es levantarme cada día sintiéndome muy bien por poder ser parte de esta banda, de esta hermandad. Ya en un terreno más concreto, en cuanto a sacar videos o tocar en lugares grandes, poco a poco se va dando.

F: Exacto, con base en el trabajo se han dado cosas que llegan casi por inercia. Cuando hay una gran química en la banda, cuando estamos todos en el mismo canal, las oportunidades llegan sin necesidad de buscarlas. Con ellos existe esta conexión, aunque no haya luces y no podamos vernos, estamos unidos de una manera muy profunda.

¿Dónde podemos ir  a verlos próximamente?

J: Hace poco tocamos en Puebla y nos estaremos presentando la segunda semana de mayo en el Alboa Santa Fé. Ahí los esperamos.