En el mes de octubre de 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró que la contaminación ambiental puede ser causante de cáncer pulmonar.

 

 

Hasta entonces sólo se consideraba un factor de riesgo, pero los estudios de la Agencia Internacional de Investigación Oncológica (IARC) resaltaron que la contaminación ambiental es tan peligrosa como la exposición a asbesto, tabaco, radiaciones, etc.

La combustión de hidrocarburos como gasolina y diesel, suspenden partículas microscópicas que se pueden depositar en los pulmones y causar cáncer. Ésta es la conclusión del panel de expertos después de revisar más de 1000 estudios que versan sobre ese tópico.

Algunas de las ciudades más contaminadas del planeta están en Asia, en concreto China e India, pero no se quedan atrás otras ciudades como la Ciudad de México, donde los índices de contaminación de los últimos días, han hecho saltar las alarmas y activar la fase I de contingencia ambiental. Los contaminantes más frecuentemente encontrados en el aire se dividen en: primarios, que son aquellos productos de la combustión como son el dióxido de azufre (SO2), el monóxido de carbono (CO) y suspensión de metales pesados como el Plomo (Pb), y secundarios que son aquellos que se forman de la interacción de los factores primarios con otros compuestos, resultando en compuestos incluso más nocivos que los primarios, dentro de los cuales se encuentran el ozono (O3), el dióxido de nitrógeno (NO2), entre otros.

¿Qué se puede hacer al respecto en los días de contingencia?

Lo ideal es evitar en la medida de lo posible la exposición prolongada al aire ambiente en los sitios de mayor concentración de contaminantes. Claro está que esto es difícil de llevar a cabo ya que, por ejemplo, uno puede elegir si fuma o no, si se expone a materiales tóxicos o no, pero es difícil no exponerse al aire que respiramos.

–    Suspender las actividades y comercio al aire libre, deportes, etc.

–    Disminuir el uso de vehículos automotores, usando el transporte público, compartiendo el coche, etc.

–    Restringir las emisiones industriales.

 ¿Qué se recomienda a la población en general para prevenir cáncer pulmonar?

En la actualidad la Tomografía de Tórax de baja dosis y alta resolución (TAC) es el método de detección más eficaz para la detección del cáncer pulmonar. Al ser un estudio de elevado costo, no se puede aplicar a la población de manera masiva, por ello se debe de detectar a la población en riesgo de padecer cáncer pulmonar y a ellos en concreto realizar la prueba.

¿Cómo se detecta a la población en riesgo de padecer un cáncer pulmonar?

Un cuestionario muy sencillo de responder nos mostrará quiénes son los candidatos ideales a realizarse la TAC:

  1. Paciente mayor de 50 años
  2. Tabaquismo de más de 30 paquetes por año
  3. Exposición ambiental a agentes contaminantes ambientales, radiaciones, radón, asbesto, etc.
  4. Padecer algún estado inmunosupresivo, bien por enfermedades primarias (Artritis, Cushing, Colagenopatías, etc) o secundarias por la administración de medicamentos inmunosupresores (quimioterápicos, esteroides, etc.)
  5. Tener un familiar en primer grado (padres, hermanos o abuelos) con una Cáncer de vía área, pulmón, laringe, boca, etc.)

Si el encuestado presenta 2 o más de estos factores de riesgo, debe de acudir al especialista en Cáncer de Pulmón para realizarse un estudios de detección temprana.

¿Quién es el médico idóneo para realizar los estudios de detección primaria de cáncer pulmonar?

Los médicos mejor preparados para tratar el cáncer pulmonar son:

–    Oncólogo Médico

–    Cirujano de Tórax

–    Neumólogos especializados en Oncología Torácica

¿El cáncer de pulmón es curable?

La detección temprana es fundamental para el tratamiento eficaz de esta neoplasia. Dentro de los estadios del cáncer pulmonar, los estadios I y II se deben de tratar de manera quirúrgica y posteriormente con tratamiento adyuvante con quimioterapia y/o radioterapia. Las técnicas de mínima invasión son idealmente las mejores para los tumores en etapa I.

Los estadios III y IV, deben de tratarse de manera multidisciplinar, donde un equipo de especialistas (Oncólogo Médico, Cirujano de Tórax, Neumólogo, Rehabilitador, Psicólogo, Nutriólogo, etc) deben de hacer un plan de tratamiento individualizado a cada paciente. Éste es el objetivo del Instituto de Cirugía Torácica Mínimamente Invasiva, Hospital Ángeles Lomas, que es el primer centro del país dedicado íntegramente al manejo de estos padecimientos.