Máxima Acuña, agricultora de subsistencia de la sierra norte del Perú, después de muchas vejaciones, continúa defendiendo su derecho a vivir en paz y vivir de su propio terreno, un terreno codiciado por las empresas mineras Newmont y Buenaventura, impidiendo la entrada de la mina de oro y cobre, el Proyecto Conga, a una cuenca importante.

Publicado el 19 abr. 2016

 

Compartir