El vídeo que verás describe la vida diaria de una típica niña inglesa, que podría ser la de cualquiera de nuestros hijos, que tienen la fortuna de vivir en un país que está en paz.

Pero esa realidad puede cambiar en cualquier momento y volverse un infierno como consecuencia de la guerra, como les está ocurriendo a miles de niños en Siria y otras regiones del mundo, que se ven obligados a abandonar su hogar y su patria, convirtiéndose en refugiados cuya única esperanza es que alguien los reciba y los apoye.

Imaginar qué pasaría si un día nuestros propios hijos vivieran algo así cambiará nuestra visión sobre el drama de los refugiados que hoy adquiere proporciones dantescas:

 

a refugiadoa refugiado 4a refugiado 9a refugiado 11a refugiado 12a refugiado 10a refugiado 7a refugiado 6

¿Y si fueran tus hijos…?

 

 

12 millones de sirios han huido de sus hogares debido a los conflictos; la mitad son niños.

Desde que comenzó la guerra civil siria, más de 240.000 personas han sido asesinadas, incluyendo 12.000 niños. Un millón más han sido heridas o permanentemente discapacitadas. La guerra se ha vuelto más letal desde que las potencias extranjeras se unieron al conflicto.

En Siria, la asistencia sanitaria, los sistemas de educación y otras infraestructuras han sido destruidas; la economía está destrozada. Se estima que unos 4,8 millones de personas se encuentran en zonas de Siria que son de difícil acceso a causa del conflicto. Es difícil para los grupos de ayuda llegar a ellas.

Una actitud más humana y generosa por parte de Occidente ante esta grave crisis humanitaria podría cambiar el trágico destino de estos niños.