México es uno de los países con más variedad de artesanía en el mundo, sin embargo, también es uno de los que más basura produce a nivel global.

¿Por qué no unir esfuerzos para que una cosa compense a la otra? Actualmente, la preocupación por el medio ambiente se ha convertido en una tendencia. El mercado está lleno de propuestas y productos aparentemente “verdes” cuyo objetivo real es vender el clásico “gato por liebre” y son pocas las propuestas que realmente se preocupan por la conservación de nuestro planeta.

Anudando es una propuesta innovadora que utiliza desechos como bolsas de plástico o maderas de reutilizar para crear artesanías tales como canastos, cajas, manteles, tapetes, etc. De esta manera, el propósito de Anudando es doble: por un lado, busca la preservación de la artesanía en el mundo contemporáneo y por el otro, trabajar con materiales de deshecho para disminuir el impacto de éstos en el medio ambiente. La colaboración de artesanos indígenas es también fundamental para el proyecto ya que las formas de trabajo más innovadoras no serían nada sin las técnicas o los diseños tradicionales. La tradición y artesanía textil se encuentra actualmente en decadencia y por esto mismo, la empresa se dedica a trabajar con artesanos textiles del Estado de México, Querétaro, Guanajuato y Michoacán.

Esta empresa nació en el 2013 en el ITESM campus Santa Fe como un proyecto de investigación iniciado por Michelle Baggerman que se ha convertido en una empresa ahora con reconocimientos internacionales e invitaciones a grandes eventos en el mundo. Anudando cuenta con tres colecciones: “Kuni”, de accesorios textiles de cocina, “Tuntixtila”, de objetos de madera utilitarios y de diseño y “Agua y concreto”, de cojines y tapetes 100% de lana.

R_todos4 IMG_6375