10 millones de adultos mayores, un mercado emergente en México.

“Nuestro interés en la tercera edad comenzó cuando nos empezamos a cuestionar cosas como: ¿qué va a pasar cuando nuestros papás o abuelos envejezcan?, ¿qué soluciones para sus necesidades existen actualmente? Y nos dimos cuenta de que ninguna era lo suficientemente buena para nuestros seres queridos. Por lo tanto, decidimos crear EMMA.”

Lorena Piedras, Fernanda Sotill y Mara Martínez ganaron un concurso del ITAM para ir al MIT, gracias al cual recibieron asesoría de las creadoras de la empresa más grande de cuidado para adultos mayores en los Estados Unidos, lo que les permitió dar vida a su proyecto.

¿Qué es EMMA?

“Muchos estudios muestran que los adultos mayores prefieren envejecer en su propio hogar que mudarse con parientes o ser trasladados a una casa de retiro. Además, envejecer en casa es mucho menos costoso que otras alternativas. EMMA los ayuda a mantener su autonomía y los asiste para que puedan tener un envejecimiento honorable y saludable en su propia casa.”

¿Qué significa envejecer de manera saludable?

“Significa que una persona sea capaz de mantener relaciones sociales, estimularse a nivel cognitivo y realizar actividades físicas.

Es común que los mayores se queden aislados. Aun cuando tengan buena salud necesitan compañía, ya que el aislamiento puede aumentar el riesgo de padecer demencia senil.

El acompañamiento y el estímulo cognitivo son los objetivos primordiales de nuestro programa.

EMMA previene el aislamiento social a través de una serie de servicios que fomentan las relaciones intergeneracionales entre los adultos mayores y aquellas personas interesadas en brindarles compañía.”

¿Cómo son las EMMAS?

“Elegimos un nombre propio con el que sea fácil identificar el perfil de nuestras colaboradoras: mujeres entre 35 y 50 años de nivel socioeconómico alto, con licenciatura completada y en algunos casos posgrado, dispuestas a brindar acompañamiento de calidad al menos 10 horas. Esto, les permite tener un ingreso económico adicional sin descuidar sus actividades personales, familiares y profesionales.

El aislamiento puede desencadenar síntomas de depresión y aumentar la decadencia física y mental de las personas mayores.

¿Cómo funciona el programa?

“En Emma sabemos que, independientemente de la edad, las personas pueden continuar desarrollándose. Por medio de una plataforma electrónica proveemos asistencia en movilidad y acompañamiento para adultos mayores. Contamos con un sistema para buscar acompañantes que tengan gustos e intereses similares a los del adulto mayor y buscamos crear relaciones duraderas.

Con la edad, la movilidad física comienza a ser un reto, por que ofrecemos el servicio de acompañar a los adultos mayores al doctor, al súper, al realizar actividades culturales, como idas a museos, al cine o al teatro, o dentro de su propia casa.

Tenemos planes mensuales con objetivos a largo plazo con los que incentivamos una vida plena a través de actividades integrales que fomentan la estimulación cognitiva y de la memoria, actividades creativas y socialización.”

¿En qué punto se encuentra el proyecto?

“Llevamos cinco meses operando y en este momento nuestro target son adultos mayores que aún se puedan valer por sí mismos, así que EMMA no es una solución médica ni de enfermería. Es un servicio únicamente de acompañamiento por medio del cual los adultos mayores son motivados a realizar actividades que no harían solos. El programa brinda tranquilidad a los hijos, ya que reciben notificaciones y reportes diarios de las actividades que se realizan.”

FotosAdultosMayores3 FotosAdultosMayores2 FotosAdultosMayores1