Boicot a México. Boicot a Apple. Boicot a Ford. Boicot a Boeing. Boicot a Macy’s. Boicot a Nabisco porque hará galletas Oreo en México y boicot a Starbucks porque en Navidad escogió un diseño minimal para sus vasos en lugar de los tradicionales. Boicot al Obamacare, Boicot a Fox News, aThe New York Times, a The Washington Post. ¿Y cómo va a cumplir con todo eso? Qué importa: cada vez que llama a un nuevo boicot, Donald Trump gana votantes…

El aspirante presidencial republicano Donald Trump habla en un acto de campaña la noche de las primarias en South Carolinael sábado, 20 de febrero del 2016, en Spartanburg, South Carolina. Paul Sancya, AP

El aspirante presidencial republicano Donald Trump habla en un acto de campaña la noche de las primarias en South Carolinael sábado, 20 de febrero del 2016, en Spartanburg, South Carolina. Foto: Paul Sancya, AP

Ciudad de México/Washington/Nueva York, 28 de febrero (SinEmbargo).– Donald Trump es un monstruo en una cueva, que lanza gruñidos y excreta sobre todo lo que está fuera de allí. Pero al paso que va, el precandidato republicano bien podría salir de su cueva este año y convertirse en Presidente de Estados Unidos.

La cosa es que su discurso de odio contra los migrantes y contra minorías –como los musulmanes– tiene una reacción inmediata: gana votos. La cosa es que, entre más llamados hace a boicotear incluso empresas simbólicas de Estados Unidos como Apple o Ford, gana más votantes.

“Incluso cuando insulta al Papa Francisco gana votantes”, dijo ayer un amplio artículo delNational Catholic Registrer, un medio católico basado en Chicago.

Pero, ¿cómo va a obligar a México a pagar un muro fronterizo? ¿Cómo obligará a China a devaluar su moneda? Todo es un misterio, incluso para los analistas en economía que advierten que el cada vez más posible triunfo de Trump en las elecciones presidenciales podría traducirse en un golpe de muerte a la economía del mundo… y de Estados Unidos.

Los diarios más influyentes del mundo han comenzado a analizar cómo será la administración Trump, tanto en sus páginas editoriales como en escenarios virtuales. Incluso eso podría terminar, pronto, si él gana: Trump incluso ha ofrecido limitar las libertades de prensa:

“Voy a revisar nuestras leyes de difamación, así que cuando se escriben artículos con propósitos negativos y horribles y falsos, que se pueda demandar y ganar un montón de dinero”, dijo recientemente. “Vamos a abrir las leyes de difamación. Por eso, cuando el New York Times escriba un golpe, que sea una vergüenza total; o cuando el diario The Washington Post, que está allí por otras razones, escriba un golpe, que puede demandar y ganar dinero en lugar de no tener ninguna posibilidad de ganar, porque están totalmente protegidos”.

Este fin de semana, el Huffington Post escribió sobre sus promesas y el vacío que hay cuando se cuestiona cómo le hará para cumplirlas.

• Trump dice que va a derrotar al Estado Islámico. ¿Cómo? Que los va a “bombardear a la mierda”.

• Trump promete que va a derogar Obamacare, el sistema de salud lanzado por Barack Obama. ¿Y cómo va a reemplazarlo? Con algo “que es mucho mejor”, por supuesto, dijoHuffington Post.

• Trump se jacta de que va a construir un grande, hermoso muro en la frontera con México. Y, ¿cómo va a conseguir que el Gobierno mexicano lo pague? Se limitará a decir que lo hagan.

Para cualquier persona que quiera una comprensión razonable de lo que sería la administración Trump, la estrategia del candidato es hablar en términos generales.

“Lo que pasa con Trump que hace difícil especular sobre él, es que todo es retórica”, dijo al Huffington Post John Samples, del Cato Institute. “Es decir, no hay nada allí. Y tampoco se ha hecho responsable por cualquier cosa que dice, por lo que no sabemos cómo va a aterrizar todo lo que dice”.

Paula Dwyer, analista de Bloomberg, dijo en un artículo de ayer sábado que para un candidato que promete hacer “grande a Estados Unidos de nuevo”, Trump tiene una forma curiosa de demostrarlo. “Llamando al boicot al consumo de los productos vendidos por Apple, Macy, Nabisco y de todo México, que parece estar haciendo su mejor esfuerzo para lograr lo contrario. En el debate de la noche del jueves, Trumpagregó a Ford a su larga lista de malhechores corporativos”.

La especialista agregó que una diatriba Trump puede tener un efecto mínimo en las ventas, exportaciones y puestos de trabajo de una empresa. “Pero si gana la Presidencia, estas amenazas podrían causar un daño económico real, incluso si el Estado de Derecho mismo lo bloquea”.

“Imagínese este escenario: el Presidente Trump declara de forma oficial que China mantiene artificialmente su moneda frente al dólar para impulsar sus exportaciones y para robarle puestos de trabajo a China. Pero esto no le permite imponer sanciones, tales como aranceles altos a las importaciones chinas. Se pone la pelota en la cancha del Congreso para considerar tarifas más altas si China se niega a ajustar su tasa de cambio. Un Congreso profundamente dividido, sin embargo, no estará de acuerdo porque los aranceles más altos se traduciría en precios más altos para los consumidores estadounidenses”.

Así de simple.

El viernes, la Secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, calificó de “ignorantes” y “racistas” las políticas y comentarios de Trump. “Cuando una manzana es roja, es roja. Cuando dices cosas ignorantes, eres un ignorante”, dijo. “Es imposible pensar en amurallar una frontera de 3 mil 200 kilómetros y detener el comercio entre nuestros dos países”. Es impráctico, ineficiente, está equivocado y, francamente, no es una acción inteligente”.

El precandidato republicano Donald Trump, accompañado por el gobernador de New Jersey Chris Christie, quien le dio su apoyo, habla en un acto en Fort Worth, Texas, viernes 16 de febrero de 2016. Foto: LM Otero, AP

El precandidato republicano Donald Trump, accompañado por el gobernador de New Jersey Chris Christie, quien le dio su apoyo, habla en un acto en Fort Worth, Texas, viernes 16 de febrero de 2016. Foto: LM Otero, AP

BOICOT A TODO

En ese momento, agrega el análisis de Paula Dwyer, puede ser que un frustrado Presidente Trump pasara por encima del Congreso y llamara a un boicot a las importaciones chinas. Pone en marcha una guerra económica con el socio comercial más importante de Estados Unidos y envíalas ganancias empresariales y el mercado de valores hacia abajo.

“¿Descabellado? No, a juzgar por el comportamiento del candidato Trump. Parece que mientras más amenaza con boicots, más popular se vuelve. El día antes de las primarias de Carolina del Sur, llamó a tomar represalias en contra de Apple, una de las empresas más valiosas del mundo, por negarse a cumplir con una orden judicial federal para desbloquear el iPhone. ‘Sólo pensé en eso’, dijo Trump en campaña. ‘Boicot a Apple’”, explica la especialista.

La empresa ya estaba en la lista de enemigos de Trump por fabricar sus productos en China. En enero dijo: “Vamos obligar a Apple a empezar a construir sus malditas computadoras y sus cosas en este país, en lugar de en otros países”.

“Sin embargo, si Apple se niega a hacer iPhones en China, el gobierno chino podría prohibir a Apple vender sus teléfonos allí, cerrando su mayor mercado”, agregó Paula Dwyer.

Trump llamó a boicotear Starbucks (que tiene aproximadamente 23,000 tiendas, alrededor de 13,000 de ellas en Estados Unidos) porque en navidad escogió un diseño minimalista rojo para sus vasos, en lugar de escenas tradicionales.

Llamó a boicotear Macy’s  porque dejó de vender sus camisas de vestir, corbatas y gemelos el verano pasado, después de que llamó violadores y traficantes de drogas a los inmigrantes mexicanos. En Twitter: “Para todos los que quieren #MakeAmericaGreatAgain [#HacerGrandeEstadosUnidos], boicoteen @Macys. Son débiles en la seguridad fronteriza y detener la inmigración ilegal “.

Llamó a boicotear Fox News porque le pareció injusto el trato de la moderadora Megyn Kelly en los debates.

Boeing tiene una fábrica de miles de millones de dólares en Carolina del Sur. Emplea unos 8,000 trabajadores. La empresa de aviación no tiene planes de irse, pero Trump ya le lanzó amenazas a Boeing. “Que Boeing va a dejar de Carolina del Sur, que van a hacer todos sus aviones en China. ¿Por qué? Porque eso es lo que hacen. No va a pasar si Trump es Presidente, se los puedo decir”.

Trump llamó casi al inicio de su campaña a boicotear a Nabisco porque dijo que tenía la intención de hacer sus galletas Oreo México. “Nunca voy a comerlas de nuevo”, dijo.

México llamó a boicotear a Ford porque “construye una planta de 2.5 mil millones de dólares” en el país. No dijo que, a su vez, Ford trasladó empleos a Ohio y los quitó de México.

Y la lista es infinita.

LA PREOCUPACIÓN… EN CASA

Donald Trump dice que los latinos lo aman. Pero un documento jurídico que cita correos electrónicos de la Organización Trump indica que algunos de los propios ejecutivos de Trump y familiares pueden haber concluido otra cosa diferente.

El documento presentado en el tribunal Superior del Distrito de Columbia solicita a un juez que descarte una demanda de Trump contra el restaurantero de Washington, José Andrés. La solicitud incluye extractos de correos electrónicos de la Organización Trump donde se manifiesta preocupación sobre la posibilidad de que los ásperos comentarios de Trump sobre inmigrantes mexicanos realizados en junio del año pasado pudieran dañar de forma permanente la marca comercial del magnate con los latinos.

Alan Garten, abogado general de la Organización Trump, calificó el correo electrónico como un “distractor” en lo que es por lo demás una disputa contractual en curso. Los resultados recientes de Trump entre votantes latinos en las elecciones primarias republicanas demuestran el agrado hacia Trump, dijo a The Associated Press. El litigió surgió después del furor en junio por la declaración de Trump de que México estaba utilizando a Estados Unidos como un “basurero” para arrojar vendedores de drogas y violadores.

Después de esos comentarios, el célebre chef José Andrés canceló planes de abrir un restaurante español en un próximo hotel de Trump en Washington. Trump presentó una demanda argumentando incumplimiento de contrato. Andrés y sus socios dijeron que las declaraciones de Trump y su negativa a disculparse hacían imposible un lanzamiento exitoso del planeado restaurante: Topo Atrio.

La compañía de Andrés, The Food Group, envió un correo electrónico el 25 de junio a la hija de Trump, Ivanka Trump, para decir que estaba “contrariada” por los comentarios de Trump. Ivanka Trump, quien tiene el título de vicepresidenta ejecutiva de desarrollo y adquisiciones dentro de la Organización Trump, reenvió el mensaje a David Orowitz, un vicepresidente de desarrollo de negocios.

“Ugh”, escribió Orowitz en un correo electrónico.  “Esto no es sorpresivo y anticiparía que éste no será el último que escucharemos. Al menos para discursos formales preparados, ¿puede alguien impedir que siga adelante? Ojalá que la comunidad latina no se organice contra nosotros más ampliamente en DC por todas las propiedades de Trump”.

Donald Trump Jr. respondió: “Sí, yo estaba esperando eso”, y propuso hablar más al respecto la siguiente semana.

Con información de The Associated Press

 

FUENTE: http://www.sinembargo.mx/28-02-2016/1630070