QUEDA CLARO QUE un policía sin un salario digno, sin equipo ni capacitación y sin estímulos por el deber cumplido puede volverse fácilmente contra la sociedad ala que debe servir. El problema no es generalizado, pero tampoco es aislado

Duras las palabras de Isabel Miranda de Wallace al refutar el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la situación en el país. Además de señalar que el reporte no refleja la realidad, lamentó que una investigación tan deficiente sirva de referencia para hacer un juicio sobre un tema tan importante y delicado como el de la situación de los derechos humanos en México. La presidenta de la organización Alto al Secuestro deploró que un órgano de la importancia de la CIDH haya dado lugar a una indeseable polémica por la inexplicable omisión de precisar, desde el inicio, las limitaciones metodológicas del ejercicio.

El debate debió centrarse en los derechos humanos, no en el informe como tal. Es cierto que la impunidad que se vive es una de las causas más importantes para las insuficiencias en vigencia plena de los derechos. También lo es el desapego a la legalidad, no solo el que muestran las autoridades a cargo de la seguridad y justicia, sino el que nace de la indiferencia social hacia el código básico de civilidad que da vigencia plena a la ley. La situación de los derechos humanos siempre ha sido un problema precisamente por esta crisis de legalidad. Es un desafío para las autoridades, pero también para el conjunto de la sociedad, principalmente porque son muchos los que lejos de ver la ley como garantía o protección, la consideran una imposición injusta y autoritaria del gobernante.

El informe de la CIDH refiere que la crisis de derechos humanos es consecuencia de la impunidad que persiste desde lo que ellos llaman la Guerra Sucia iniciada en el gobierno anterior. Creo que tal afirmación es inexacta y que la situación es mucho más compleja, toda vez que las dificultades en materia de derechos humanos preceden las acciones de la administración pasada para enfrentar al crimen organizado. Además, lo señalado en el informe alude solamente a una dimensión del tema, aquella que está asociada a la justicia penal.

 

FUENTE: http://www.etcetera.com.mx/articulo/Recomendamos%3A+Derechos+humanos%3A+m%C3%A1s+all%C3%A1+de+un+informe,+por+Li%C3%A9bano+S%C3%A1enz/43808