La Semana Santa es un alto en el intenso ajetreo del año; representa una ocasión de descanso, relajamiento, entretenimiento, convivencia, meditación, oración, viaje, aventura, etc.

Y, curiosamente, todo eso es la lectura. Quizá por ello hay pocos acompañantes tan gratos en las vacaciones como un buen libro. No lo olvides en el momento de preparar tu maleta.

Y, si estos motivos no fueran suficientes para dedicar tiempo a los libros, con o sin vacaciones, hay un gran número de razones y beneficios más que acompañan al placer de la lectura. De entre todos ellos, aquí te presentamos 16 motivos para leer en el 2016:

1    Amplías tus conocimientos.

  1. Aumentas tu vocabulario.
  2. Incrementas tu imaginación.
  3. Corriges tu ortografía.
  4. Ejercitas la mente.
  5. Mejoras tu expresión.
  6. Alimentas y despiertas neuronas.
  7. Estimulas el cerebro.
  8. Te entretienes.
  9. Te vuelves más culto.
  10. Te conviertes en actor, director, creativo, etc.
  11. Eliminas el estrés.
  12. Combates la falta de memoria.
  13. Ayudas a tu autoestima.
  14. Te haces más empáticos.
  15. Ahorras tiempo, dinero y esfuerzo.

 Razones las hay de sobra; basta con que quieras hacerlo y, en unos cuantos minutos, puedes verte envuelto en la magia de las historias bien contadas. Algunas de las obras que nos recuerdan el poder de los libros y la lectura son: La Biblia; El nombre de la rosa, de Umberto Eco; La ladrona de libros, de Markus Suzak; Hombres buenos, de Arturo Pérez Reverte; La sombra del viento, de Carlos Ruíz Zafón; Farenheit 451, de Ray Bradbury; Bibliomanía, de Gustave Flaubert; Mendel el de los libros, de Stefan Zweig y muchos, muchos más.