¿Qué hacer con el enojo de tus hijos?

  1. Respira profundo.

No te enganches. El enojo ya llegó, no intentes suprimirlo; no lo alimentes con tu enojo.

  1. Reconoce tu participación.

¿Qué pusiste para que se enojara? Quizás estuviste muy ocupad@, no presente, estresad@, o tú mismo agrediste. A lo mejor no tiene que ver contigo, de todas formas revisa.

  1. Ayúdale a ventilar.

Permite que exprese qué le enoja. Condúcele para que aprenda a expresar su enojo sin lastimar a otros ni a sí mismo. ESCUCHA, no sermonees.

  1. Atiende el problema.

Ayúdale a que encuentre la solución. Bríndale el apoyo que necesita, sin resolverlo tú.

El niño que constantemente necesita llamar la atención de sus padres con comportamientos agresivos, puede sentirse lastimado o abandonado. La agresividad sólo es la manifestación de lo que está pasando en el fondo.

Para que más padres eduquen sin lastimar, comparte este mensaje. Los niños de ahora te lo agradecerán.

 

FUENTE: http://www.ninosdeahora.tv/index.php/blog/noticia/73