Se denomina cervicalgia al dolor localizado en la parte posterior del cuello, sobre la columna cervical. Ésta es una de las causas más frecuentes de consulta tanto en los servicios de urgencia como en las visitas al médico de cabecera o al traumatólogo.

Causas de la cervicalgia:

Existen múltiples enfermedades que pueden dar lugar a dolor en la columna cervical, pero las tres causas más comunes son la artrosis de las últimas vértebras cervicales, los traumatismos por accidente de tráfico y los deportivos y las enfermedades que cursan con contractura muscular.

Datos concretos:

Alrededor del 25% de los varones y el 34% de las mujeres han tenido alguna vez un episodio de cervicalgia en su vida. Hasta los 60 años, los cuadros de dolor en la columna cervical son más frecuentes en las mujeres, pero a partir de esta edad los términos se invierten y son los hombres los que los sufren en mayor proporción.

Profesiones relacionadas con el dolor cervical:

La existencia de dolor en la región cervical está muy relacionada con el tipo de trabajo que se realice. Es frecuente en profesiones muy sedentarias. Esta falta de ejercicio hace que los trabajadores tengan una musculatura muy débil en el cuello, resintiéndose con gran facilidad en cuanto se realiza un trabajo un poco más duro de lo habitual.

También es frecuente en aquellos oficios como por ejemplo: las mecanógrafas, las costureras y las personas que se encuentran en una cadena de montaje.

La edad como factor desencadenante

La edad es un factor determinante en el origen de la aparición de dolor en la columna cervical, de tal modo que hasta un 85% de la población por encima de los 65 años está afectada de artrosis.

Accidentes de tránsito

En los accidentes de tránsito habitualmente se producen las lesiones de la columna cervical por dos mecanismos. Uno de ellos es la aceleración brusca, que se da cuando al encontrarse el coche detenido viene otro vehículo por detrás y le golpea. En este caso, la cabeza se mueve bruscamente hacia atrás y se lesionan todos los ligamentos y los músculos de la parte delantera de la columna. El segundo mecanismo lesional se produce cuando, estando el coche en marcha a gran velocidad, choca bruscamente contra algo, es por tanto un mecanismo de deceleración. En este caso, la cabeza se desplaza bruscamente hacia adelante y las lesiones se producirán en la parte de atrás de la columna.

Accidentes deportivos:

En los accidentes deportivos, sobre todo en la práctica de deportes de equipo.

Síntomas

El cuadro clínico de la cervicalgia suele ser de dolor en la nuca que se puede extender hacia los hombros y hacia la cabeza. El dolor puede aparecer de forma gradual, siendo al principio de baja intensidad para ir aumentando posteriormente. Otras veces, la aparición del dolor es repentina y muy intensa. El dolor puede acompañarse de chasquidos, sensación de peso, rigidez con movilidad limitada y a veces de sensación de hormigueo en los brazos y las manos.

Diagnóstico de los trastornos cervicales

Las dolencias de la columna cervical se diagnostican fundamentalmente con las radiografías simples y con la resonancia magnética, esta última de extrema utilidad en esta zona.

Tratamiento

El tratamiento del dolor cervical tiene como objetivo eliminar el mismo y disminuir la rigidez del cuello.

El 80% de las cervicalgias suelen mejorar en menos de tres semanas, independientemente del tratamiento que se aplique.

Tratamiento farmacológico

Tratamiento rehabilitador

El tratamiento rehabilitador tiene varias funciones como son mejorar el dolor, recuperar la movilidad del cuello y potenciar la musculatura de la región:

Cuando el dolor es muy agudo se recomienda reposo en cama durante uno o dos días, hasta que cedan las molestias un poco.

Terapia de tejido profundo.

La técnica de masaje de tejido profundo está diseñada para penetrar por debajo de las capas superficiales del músculo, por lo que resulta ideal para tratar problemas crónicos musculares y restricciones o tirantez muscular. Debido a su técnica está muy indicado para liberar profundamente toda la tensión muscular acumulada, especialmente en personas que generan carga muscular por situaciones de estrés a lo largo del tiempo.

También resulta muy útil en los atletas que acumulan ciertos grados de tensión muscular a consecuencia de su trabajo de entrenamiento.

Este tipo de masaje no es para todos. Si durante la sesión aparecen dolores o molestias que incomodan al paciente es necesario terminar con la sesión. Tampoco está recomendado en aquellas personas que por su estado físico o edad no resulten ser tolerantes a esta técnica. Las personas que padecen de osteoporosis o creen que pueden padecerla deben abstenerse de someterse al mismo.

¿Por qué este tipo de masaje es diferente a los demás?

La mayoría de las técnicas están focalizadas en producir un estado de relajación de los músculos superficiales. El de tejido profundo se dirige principalmente a las capas profundas de los músculos, es decir aquellos que forman parte de la base de la estática corporal, por lo que produce un estado de relajación más profundo y duradero.

Además en esta técnica el terapeuta utiliza sus manos, sus antebrazos, codos, talón de la mano, etc. por lo que es probable que durante la sesión sienta algo de molestia, sin embargo al finalizar se sentirá mucho más aliviado por que con este tipo de masaje se han estirado todos los músculos y por supuesto los más profundos, con lo que su grado de movilidad y flexibilidad aumentará notablemente.

¿Para quienes esta indicado?

Para todas las personas que necesiten un masaje profundo con el objetivo de relajar y elongar la musculatura de los planos profundos.

Todas las personas que necesitan tratar problemas musculares crónicos o que arrastran una lesión a consecuencia de algún trauma muscular, tendinoso o articular.

Deportistas que necesitan acondicionar toda su musculatura para mantenerse en una forma ideal para competir.

 Indicaciones

  • Personas con necesidad o deseo de trabajo sobre la musculatura profunda.

  • Contracturas profundas.

  • Movilidad reducida.

  • Recuperación de lesiones (lesiones deportivas, traumas, etc.)

  • Lesiones por sobre-solicitación y derivadas del trabajo.

  • Problemas posturales.

  • Tensión muscular.

Beneficios del Masaje de Tejido Profundo

  • Afloja los músculos y mejorar la movilidad.

  • Ayuda a desatar los nudos en los músculos y la tensión profunda en el músculo.

  • Permite el flujo de oxígeno, la sangre y nutrientes a la zona afectada.

Es especialmente beneficioso para las personas con osteoartritis y para los atletas, ya que ayuda a relajar los músculos y mejora la circulación sanguínea. Masaje profundo también ayuda a tratar problemas como la fibromialgia, edema, síndrome del túnel carpiano, y los calambres musculares.

 Aunque es normal sentir algo de dolor después de la terapia, consideramos que es el dolor bueno.

No haga ningún ejercicio vigoroso durante un par de días después de la terapia para aprovechar plenamente sus beneficios.

Para reiterar, los beneficios de la terapia de tejido profundo son innumerables, desde ayudar a relajarse después de una semana difícil en la oficina, o conseguir que vuelva a su régimen de ejercicios.

Dolor en el cuello y la cinta kinesiológica

El dolor de cuello es ocasionado por una serie de factores como tensión muscular, malas posturas y esguinces cervicales. Los síntomas más comunes son: dolor, rigidez y hormigueo.

El vendaje neuromuscular alivia el dolor, aumenta la circulación y relaja los músculos permitiendo una eficaz recuperación, sintiendo un apoyo inmediato.