1.-No conviertas un dolor en sufrimiento: déjalo venir, déjalo pasar, no te aferres a él.

 

2.-Sé lo que eres en el presente, deja atrás el pasado, no cargues culpas.

 

3.-Elimina toda ansiedad por el futuro.

 

4.-Prepárate a trabajar por tu evolución hasta el último instante de tu vida.

 

5.-No le rindas cuentas a nadie: sé tu propio juez.

 

6.-Aprende a criticarte a ti mismo y también a felicitarte.

 

7.-Cada noche, antes de dormir, repasa tu día y juzga tus acciones con objetividad.

 

8.-Si quieres triunfar, aprende a fracasar.

 

9.-No te definas por lo que posees.

 

10.-Nunca conviertas una actividad u otro ser en el motivo de tu existencia: entrégate a tu propia vida, no delegues tu poder.

 

11.-Cuando hables con alguien no lo interrumpas hasta que haya expresado su idea. Mientras lo escuchas no lo contradigas o apruebes mentalmente: óyelo sin tener opiniones. Cuando se calle, tú, libremente, considera lo que ha dicho y reacciona como tu conciencia te lo dicte.

 

12.-No te comprometas con ideas en las que no crees, ni siquiera por necesidad de obtener un trabajo…

 

13.-No des consejos sin advertir antes: “Según lo que yo creo y hasta donde yo sé, arriesgando equivocarme”.

 

14.-Nunca afirmes algo sin decir al final “Hasta cierto punto, en tal fecha y en tal sitio”.

 

15.-Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.

 

16.-Nunca hables de ti como si fueras un ente limitado, siempre que actúes piensa que no existes individualmente, que lo que haces se hace impulsado por fuerzas colectivas.

 

17.-Sólo aceptando que nada es tuyo serás dueño de todo.

 

18.-Conviértete en una total ofrenda.

 

19.-Cesa de hablar mal de los otros o del mundo: cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien di sólo sus cualidades. Si no le encuentras cualidades, calla.

 

20.-Haz lo más frecuente posible actos positivos para el otro y el mundo en forma gratuita y anónima.

 

21.-Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal, considéralo tu Maestro.

 

22.-Acepta sin envidia los valores del otro.

 

23.-No hables haciendo resonar tu voz en la cabeza o en la nariz o en tu garganta, hazla resonar en tu pecho: usa la voz del corazón.

 

24.-No toques el cuerpo del otro para tomarle algo o para rebajarlo: tócalo para acompañarlo.

 

25.-No mires con disimulo, mira siempre directo.

 

26.-Da, pero no obligues a recibir.

 

27.-No hagas sentir culpable a nadie y acepta que eres cómplice de todo lo que te sucede.

 

28.-No olvides a tus muertos queridos, pero dales un sitio limitado que les impidan invadir toda tu vida.

 

29.-En el lugar donde habitas consagra un pequeño sitio a lo sagrado.

 

30.-Que nunca en tu cocina haya suciedad o desorden.

 

31.-Cuando rindas un servicio no te quejes ni hagas resaltar tus esfuerzos: si decides ayudar o trabajar para otro, hazlo con placer sin esperar agradecimientos.

 

32.-Si prometes, cumple.

 

33.-Si dudas entre hacer o no hacer, arriésgate a hacer, aceptando la posibilidad de fracasar.

 

34.-No definas a alguien ni por su raza, ni por su sexo, ni por su profesión, ni por sus ideas, simplemente no lo definas.

 

35.- No imites ni copies, absorbe y transforma.

 

36.- Deja de pedir y comienza a agradecer.

 

37.- No trates de ser todo para alguien: concédele la libertad de buscar en otros lo que tú no puedes darle. Otórgate a ti mismo ese derecho.

 

38.- Cuando te hagan una pregunta no te obligues a dar una respuesta: puedes callar, hacer un gesto, o reemplazar la respuesta por otra pregunta.

 

39.- Para obtener algo, desea de verdad obtenerlo.

 

40.- Trata al otro como quisieras que te trataran a ti.

 

41.- Si no quieres cometer errores, nunca lograrás la perfección.

 

42.- Si no tienes la fe y la quieres obtener, imítala.

 

43.- Cuando alguien esté triunfante delante de un público no vayas a su territorio para contradecirlo con el objeto de robarle ese público.

 

44.- Crea tu propio sitio y tu propio público.

 

45.- En casa ajena come con moderación.

 

46.- A donde te han invitado, llega siempre con un regalo.

 

47.- Vive de un dinero ganado por ti mismo con placer.

 

48.- No te adornes con ideas ajenas.

 

49.- No te fotografíes junto a personajes famosos.

 

50.- No te jactes de aventuras amorosas.

 

51.- Abandona tus hábitos físicos, sexuales, emocionales y mentales, busca constantemente el cambio.

 

52.-No te vanaglories con simpatía de tus debilidades.

 

53.-Nunca veas a alguien sólo para llenar tu tiempo.

 

54.-En las conversaciones trata de no hablar de ti y ni de acontecimientos temporarios, habla de temas…

 

55.-Por lo menos una vez al día siéntate inmóvil, deteniendo tus palabras, tus emociones y deseos: observa tu acontecer interior como si estuvieras sentado en una orilla viendo pasar un río.

 

56.-No impidas que tus hijos vayan más lejos que tú, acepta el camino que ellos elijan.

 

57.-Nunca les critiques a sus seres amados.

 

58.-Déjal@s crecer como y hacia donde ellos quieran.

 

59.- No te disfraces con personalidades falsas para que te admiren.

 

60.- Actúa por el placer de actuar y no por lo que esta acción puede hacerte ganar.

 

61.- Obtén para repartir.

 

62.- Si alguien te dice que has cometido una falta y tiene razón, no le discutas y reconoce de inmediato esa falla.

 

63.- Nunca des un regalo preocupándote después de lo que el que lo recibió hizo de él.

 

64.- No le respondas “No es verdad”, dile mejor “Yo creo otra cosa”.

 

65.- Todo lo que vas a ser, ya lo eres. Lo que buscas ya está en ti. Búscalo.