Romayne Wheeler es una de esas personas que inspiran al mundo. Pianista, famoso, ha dedicado su obra y su trabajo al pueblo tarahumara en Chihuahua.

De acuerdo a su biografía, Romayne se enamoró de la Sierra Tarahumara y de su gente, gracias a unas fotos y artículos que vio en la revista National Geographic. En los ochentas se dedicó a estudiar la música y danza, así como sus costumbres de este pueblo y para 1992 decidió vivir con ellos con todo y su piano. Desde entonces Wheeler dona todos sus ingresos para apoyar a los tarahumaras a los que también enseña música.

Cuenta que llegó a Chihuahua sin hablar español pero conociendo algunas palabras utilizadas por los tarahumaras… ah y un mapa. Conoció a ‘su primera familia’ que estaba en camino de comprar alimentos.

El músico es aceptado como uno más por toda comunidad de los Munerachi, que consta de más de 380 familias en viviendas dispersas. Cuando llegó vivió en una caverna en la que estudiaba y componía música inspirada en su nueva ‘tribu’.

Cuando se ganó su confianza le dieron permiso para construir su casa, de piedra, en un acantilado, por encima de un barranco en el municipio de Batopilas.

La casa está conectada a la ciudad más cercana, Creel, por un camino de tierra únicamente. Dependiendo de las condiciones, toma entre cinco y siete horas hacer el viaje.

Para vivir allí, Wheeler necesitaba su piano, un Steinway and Sons de 1917, perteneciente al Teatro Degollado en Guadalajara y que había sido tocado por Antón Rubinstein y Claudio Arrau. Wheeler contrató un pequeño camión para cargar el piano y lo alineó con quince colchones y cuatro toneladas de papas para protegerlo. El viaje tomó diecisiete horas, incluyendo el último tramo que requirió que dieciocho hombres tarahumaras cargaran el piano, a los cuales Wheeler pagó con papas del camión.

El piano llegó sin rasguño alguno.

El sitio donde se localiza el hogar de Wheeler es llamado el «Nido del Águila» pero los nativos también lo llaman «pianchi» o lugar del piano.

Aquí, el músico dice que se siente más cercano a Dios y que es un refugio donde practica, compone, escribe y pinta. Wheeler dedica la mayoría de sus ingresos de conciertos y ventas a los tarahumaras, siendo el resto para subsistir.

 

FUENTE: http://www.ciudadypoder.mx/index.php/internacional/9043-romayne-wheeler-un-verdadero-heroe