CUANDO DECIDES SALIR DE TU CÍRCULO DE CONFORT PASAN COSAS SORPRENDENTES… CONVERTIR LOS SUEÑOS EN REALIDAD IMPLICA MOVERSE DE DONDE TE ENCUENTRAS Y RETARTE A TI MISMO UNA Y OTRA VEZ. LA MAYORÍA NO LO HACE POR COMODIDAD O MIEDO AL FRACASO. SIN EMBARGO, HAY UNOS CUANTOS QUE DECIDEN DAR EL PASO…

Mari Pili Abascal del Olmo es una joven emprendedora que se aventuró a crear un negocio de consultoría. Empezó a madurar la idea tiempo atrás: “Mi primer contacto con el área de Recursos Humanos fue en Beer Factory, a los 15 años, y desde entonces decidí estudiar Psicología para fundar una empresa que ofreciera ese tipo de servicios.”

Antes de graduarse en Psicología Laboral en la Universidad Anáhuac, Mari Pili comenzó a trabajar en Pfizer como becaria. Una vez graduada, siguió desarrollándose en el área de su interés: “Ingresé al departamento de Recursos Humanos en el corporativo del grupo ADO, pero cuando nació mi hijo renuncié porque el trabajo me quedaba a dos horas de mi casa y Dios nos manda hijos para cuidarlos. No obstante, tampoco quería ser sólo una madre dedicada a su hijo. Mi misión es enseñarle con el ejemplo que debe ser mejor cada día y hacer de él un ser humano bueno para la sociedad, sensible a las necesidades de los demás.”

Fue así como Mari Pili ingresó al grupo GNP, donde tuvo a su cargo el reclutamiento y desarrollo de asesores patrimoniales en una dirección de agencia: “GNP me dio la oportunidad de conocer a quien se convertiría en mi socia. Vimos que trabajábamos muy bien juntas y decidimos fundar una empresa de consultoría en Recursos Humanos.”

Emprender un negocio propio le permitió a contar con flexibilidad de horarios para criar a su hijo sin detener su desarrollo profesional. Su objetivo fue claro desde un principio: “Ayudar a las empresas pequeñas y medianas a humanizar su manejo de personal. Esto es, que cada empleado sea tratado como persona para que pueda producir al mismo tiempo que se desarrolla.”

Sus servicios también ayudan a las empresas pequeñas a dar el brinco para convertirse en empresas medianas, y a las medianas a subir de nivel. Esto requiere una reingeniería de empresa, definir la estructura, así como esquematizar y medir los procesos para que sean más eficientes: “Mi labor consiste en crear una cultura acorde al perfil de cada empresa, y con base en ésta, reclutar y capacitar a las personas. Uno de los objetivos es aumentar el nivel de compromiso o ‘engagement’ del personal.”

Todo cambio conlleva un costo: “Muchas personas dicen que quieren hacer un cambio en su vida, pero pretenden seguir haciendo lo mismo; cuando mucho, están dispuestas a hacer pequeñas modificaciones. Es necesario dejar ir lo que no sirve, aprender a vivir con un nuevo proyecto de vida y nunca perder de vista el objetivo. He recibido grandes ofertas de algunos clientes. Eso pasa porque doy buenos resultados; sin embargo, tengo claro que prefiero mantener mi independencia.”

A sus treinta y dos años, Mari Pili se ha hecho de un nombre gracias a la calidad de sus servicios, que son accesibles a las pequeñas y medianas empresas a las que ayuda a crecer sobre bases firmes. En seis años ha visto mejorar las ventas y los procesos de sus clientes.

¿Quién hubiera pensado que iba a alcanzar el éxito una chica que sacaba bajas notas en la escuela? A ella le gusta compartirlo porque podría ayudar a estudiantes en la misma situación: “Cuando cursaba 5to. de prepa me consideraba tonta porque no me iba bien en la escuela. Sentía que no me servía de nada estudiar y me dediqué a la fiesta. Soy un ejemplo de que, al final del día, para conseguir lo que deseas debes confiar en ti, tener claro lo que quieres, trabajar duro y no permitir que un número te defina.”