¿SABÍAS QUE EN MÉXICO TENEMOS A UNA DE LAS MAYORES EMINENCIAS QUE EXISTEN EN EL MUNDO DE LA MEDICINA? SE TRATA DEL DR. JOSÉ MANUEL MIER ORDIOZOLA, FUNDADOR Y DIRECTOR DEL PRIMER INSTITUTO DE CIRUGÍA TORÁCICA DE MÍNIMA INVASIÓN EN EL PAÍS.

Hasta hace poco tiempo se requería cortar desde la espalda hasta el pecho para trabajar en algunos órganos vitales que se encuentran dentro del tórax. Gracias a los adelantos tecnológicos, hoy es posible operar a través de tres agujeritos todo lo que hay entre el cuello y el abdomen: desde pulmones y corazón, hasta tráquea, esófago, diafragma, tiroides, sistema circulatorio, tumores y malformaciones óseas; incluso los nervios que estimulan las glándulas de sudoración cuando ésta es excesiva.

Este tipo de cirugía de ‘mínima invasión’ se ha convertido en uno de los nuevos paradigmas que orientan la actividad médica, ya que favorece la salud, la recuperación y la economía del paciente. Eso se debe a que causa menos agresión, traumatismo y dolor, disminuye las complicaciones y las infecciones, así como los riesgos de la anestesia y los días de hospitalización.

El creciente prestigio del Dr. José Manuel Mier Ordiozola le ha valido un lugar entre los mejores del mundo en esta especialidad. Incluso formó parte del selecto grupo de médicos que operó al Rey Juan Carlos de España de un tumor benigno en el pulmón derecho, hace unos años en Barcelona.

“Una sola cabeza no puede abarcar todo. Por eso hay que estar cada vez más especializado, ésa es la tendencia, que haya un megaexperto en cada área de la medicina. Los cirujanos todólogos deben desaparecer”, asegura el Dr. Mier, nacido en la Ciudad de México hace 40 años.

Tras titularse en Medicina por la Universidad Anáhuac, hizo la especialidad en Cirugía General en el Hospital Español de México: “Ahí aprendí a tratar a los pacientes, la importancia de la cercanía y la comprensión que se debe tener hacia el enfermo y sus familiares, quienes en situaciones complicadas entregan todo su ser en las manos del médico”.

Realizó su entrenamiento en Cirugía Torácica en el hospital madrileño Ramón y Cajal, al tiempo que hizo un doctorado en Medicina y Cirugía en la Universidad de Alcalá de Henares: “En ese periodo tuve la oportunidad de trabajar con algunos de los cirujanos más prominentes de Madrid, pero fue del Dr. Ignacio Muguruza Trueba de quien aprendí las capacidades técnicas y teóricas para tratar los órganos intratorácicos.”
Mier realizó una estancia en el Massachusetts General Hospital, donde aprendió las técnicas de algunos de los mayores expertos del mundo en tráquea y vía aérea, antes de comenzar a trabajar en el Hospital Universitari Sagrat Cor de Barcelona, con un enfoque muy especial en la Cirugía Torácica Ambulatoria y la Mínima Invasión del Tórax: “En España realicé muchos trasplantes de pulmón, que de todos los órganos, es el más difícil”.

Continuó su entrenamiento en la Escuela Europea de Cirugía Torácica de Bergamo (Italia), en Ellanciurt (Francia), y en el Brighams and Womens Hospital de Boston (Estados Unidos).

Regresó a México en 2012 para trabajar en el instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), donde dirigió a residentes ávidos de aprender las técnicas de mínima invasión. A la par, concibió un ambicioso proyecto con el que daría un impulso a la medicina nacional: “Hace dos años fundé el primer Instituto de Cirugía Torácica de Mínima Invasión en México, que cuenta con un equipo de más de 15 especialistas en distintos campos.”

En el instituto, que se encuentra dentro del Hospital Ángeles de las Lomas, se atiende todo tipo de enfermedades del tórax, tanto las que requieren cirugía como las que no: “El paciente es valorado por el equipo de especialistas, entre los que se encuentran: oncólogo, radio oncólogo, neumólogo, cardiólogo, psicólogo, nutriólogo especialista en cáncer; en conjunto se decide lo que es mejor para el enfermo.”

El padecimiento que más se atiende en el Instituto es el cáncer de pulmón, pues como advierte Mier, “es una enfermedad que va a la alza. En 2014 fallecieron 13 mil personas en México por esta causa. Para el 2020 se estima que morirán 20 mil. Esto se debe al aumento en el consumo de tabaco, especialmente en las mujeres. Además, la contaminación ya se considera un factor causal, no sólo de riesgo.”

Por esa razón, la prevención es uno de los principales objetivos del Instituto: “El check-up respiratorio anual salva vidas, sobre todo en las personas con mayor riesgo de cáncer de pulmón, ya sea porque fumen, vivan en una ciudad muy contaminada, tengan un familiar en primer grado que haya padecido cáncer o padezcan un estado inmunodepresivo, y sean mayores de 45 años.”

Las aportaciones del Dr. Mier no paran: realizó por primera vez en México una extracción completa de pulmón con una técnica quirúrgica mínimamente invasiva llamada videotoracoscopia; y operó al primer paciente de tórax despierto en enero de 2014 (en todo el continente no se había hecho algo así).

Sobre el nivel de la Medicina en México, Mier opina: “Es heterogéneo, hay distintos niveles. La medicina pública tiene muchas carencias de infraestructura y recursos humanos. Los institutos nacionales de especialidades, como el de Enfermedades Respiratorias, Cancerología, Nutrición y Perinatología, reúnen a la élite de los médicos, tienen más recursos y una infraestructura aceptable al compararlos con los de otros países del mundo. En la medicina privada hay una gama amplia de niveles, pero existen centros hospitalarios al nivel de los mejores del mundo.”

Desde su punto de vista: “el médico ideal cumple tres funciones: docencia (publicaciones y clases), investigación (protocolos muy bien establecidos) y práctica asistencial. Por esa razón, dedico parte del tiempo a la docencia y a la investigación, soy columnista y editor asociado de cinco de las mejores revistas del mundo en mi especialidad”.

A su curriculum se suma el primer tratado de cirugía de tórax en español titulado ‘INSIDE’, además de sesenta publicaciones a nivel internacional (en México nadie las tiene), más de cien comunicaciones en congresos nacionales e internacionales, además de algunos galardones importantes, como el ‘Bromptom Price’ al mejor investigador europeo, en Cracovia, en 2009: “Yo diseñé el protocolo de investigación para comprobar que eran mejores los drenajes torácicos digitales que los que se llevaban usando por décadas.”

Recientemente, el Dr. Mier creó la fundación INSIDE para atender a niños de escasos recursos con malformaciones de tórax, cuya sede está en su instituto. Él y todo su equipo médico los atienden de forma gratuita, mientras que los servicios hospitalarios y los medicamentos se cubren mediante donativos.

A partir de ahora, el Dr. Mier también es editor asociado en las revistas Mira y MiraTe, donde compartirá con nuestros lectores temas relacionados con la salud.