No me lo esperaba cuando publiqué este artículo un día atrás: comencé celebrando su cumpleaños 69 y unas horas después me encuentro lamentando su muerte:

8 de enero de 2016: David Bowie cumple 69. Debería estar recibiendo regalos de parte de todos nosotros, y en cambio, nos entrega un nuevo álbum: ‘Blackstar’ (de hecho se titula ★). Éste es un presente que debe ser desenvuelto con cuidado, como insinúa su primer sencillo.

‘Blackstar’ (la canción) es una compleja y obsesionante muestra de diez minutos de duración de lo que nos espera en enero. A pesar de que antes del lanzamiento de este primer sencillo existían rumores acerca de las influencias detrás de su nuevo trabajo –incluida la última producción de Kendrick Lamar e ISIS–, fue ‘Blackstar’ lo que primero dio forma a nuestras expectativas, cargado de letras de una espiritualidad oscura, profundamente infundidas de melodías e instrumentalización propias del jazz, con una notoria falta de elementos del rock & roll, en fuerte contraste con su álbum previo: ‘The Next Day’ (2013).

Luego vino ‘Lazarus’, de la mano de su magistral (e inquietante) video clip. La Biblia dice que Lázaro (en inglés Lazarus) fue devuelto a la vida por Jesucristo cuatro días después de su muerte. Tras su muerte, ahora estaba vivo. A la inversa, ‘Lazarus’ (en ★ ), luego de varios renacimientos –me refiero a las numerosas reinvenciones artísticas de Bowie–, está muerto por dentro y, aparentemente, nada puede volverlo a la vida: “todos me conocen ahora”, canta. No hay más libertad. De modo que Bowie espera a la muerte como su única posible liberación. Lo cito en una entrevista de 1996: “Pienso que he hecho todo lo que es posible hacer.”

Aunque ‘Lazarus’ fue escrita para un musical off-broadway basado en su cinta ‘The Man Who Fell to Earth’ (1976), su presencia en ★ es crucial. Junto con ‘Blackstar’, centra la narrativa del álbum alrededor de un gran ‘yo’ torturado y establece el tono ambivalente de la introspectividad que invade al álbum: desesperado pero resignado, melancólico pero triunfante, vivo pero muerto.

Jazz, saxofón y percusiones dominan de una manera suave, pero incisiva. Dentro de su narrativa ventrada en el ‘yo’, uno no podría resistirse a intentar trazar un significado contextual para la letra críptica, a pesar de que ya ha sido examinada por muchos. Ciertamente, la letra de ‘Blackstar’ podría evocar las variadas influencias espirituales que Bowie ha experimentado a lo largo de su vida. Por ejemplo, ‘Ormen’ (‘serpiente’ in noruego) es el origen del nombre ‘Ormen Lang’ (‘la larga serpiente’), un famoso barco vikingo recuperado por el rey Olav, quien a finales de los 990 se embarcó en una cruzada para llevar el cristianismo a Noruega, luego de degollar a su rival por insultar a Cristo. La vela solitaria (‘solitary candle’) y el centro de todo (‘the centre of it all’) hacen una probable referencia a las inclinaciones budistas de Bowie durante su adolescencia, mientras que la intermitente emulación de cantos y rituales oscuros (‘On the day of execution, on the day of execution/Only women kneel and smile, ah-ah,ah-ah’) casi seguro alude a una fase del artista en la que se vio atraído por el ocultismo, el gnosticismo y el consumo de cocaína. La línea con la que inicia su tema ‘Tis a Pity She Was a Whore’: “Man, she punched like a dude” (“hombre, pega como un hombre”) está directamente relacionada con la androginia, un tema recurrente en el trabajo de Bowie (y sus múltiples personalidades).

Musicalmente hablando, casi toda la tensión, así como la esquizofrenia y el drama inducidos por el jazz, están concentrados en las primeras cinco canciones del álbum, culminando en ‘Sue (Or In a Season of Crime)’, para luego disolverse en melodías más suaves y calmadas como ‘Dollar Days’, para concluir con la bellamente apologética ‘I Can’t Give Everything Away’.

Desde el punto de vista temático, juzgando por la inquietante y contraproducente ‘Lazarus’, uno podría intuir a ★ como el último álbum de Bowie. Pero analizándolo en conjunto, nos sorprendería que lo fuera. Él es David Bowie.

FUENTE: https://paisleyunderground.wordpress.com/2016/01/08/david-bowies-%E2%98%85-reviewed-bowie-blackstar/