En los meses de otoño e invierno es posible ser testigo del momento en el cual el día va despidiéndose; paso a paso el cielo va desprendiéndose del color azul, cuando no hay nubes a la vista, para adentrarse a los tonos naranjas, rosas y morados, hasta que de pronto ya se encuentra en el azul marino de la noche.

Es también cuando la mayoría de las personas en la ciudad se encuentran a mitad de su jornada de trabajo, entonces se instala como el momento perfecto para salir a apreciar el cambio, la transición que despide a un día más en la capital.

¿Y en dónde es posible observar mejor los atardeceres de la ciudad de México? A continuación te recomendamos varios escenarios posibles para apreciar el momento.

La azotea del edificio de tu trabajo o de tu casa

La azotea más alta que encuentres y la cual tengas acceso. No solo es un espacio silencioso y bello, también se vuelve el lugar que te da la mayor posibilidad de abarcar con tu mirada el cielo, por lo que puedes apreciar lentamente cada una de las capas de día que va descendiendo, a la par de las capas de noche que van abriéndose paso.

La explanada del Monumento a la Revolución

Por ser un lugar que cuenta con metros y metros de espacio libre de edificios, paredes u otro tipo de obstáculo visual, es aquí donde tienes la posibilidad de acoger una buena vista del cielo mientras va atardeciendo. Si además la fuente está encendida, verás como la caída del agua ejerce un detalle muy bello de brillos y sonidos a la par de los colores que van cambiando.

El Paseo Reforma

Un camino largo y amplio en donde ves pasar los movimientos que ocurren en la columna vertebral de la ciudad. Entre los monumentos más bellos, y caminando para darle movimiento a las piernas el cielo aquí se puede perfectamente contemplar en diversos rangos. Desde la Estela de luz hasta la Diana, desde la Diana al Ángel, desde el Ángel hasta la Palma y de la Palma al Caballito. Todas las gamas en exacta proporción.

Desde algún puente peatonal

Aunque parece lo menos atractivo, desde los puentes peatonales también es posible tener una vista privilegiada, además que suelen ser la conjunción de colonias y delegaciones, por lo que se encuentra exactamente al centro de un panorama único, debido a la perspectiva, que normalmente no puedes obtener por los coches que van a paso rápido. Aquí sostenido a unos cuantos metros arriba del asfalto se concibe la vista de la transición del cielo, y del sol que hasta lanza sus últimos rayos justo al punto en donde estás.

Desde la Torre Latinoamericana

A pesar de que dejó de ser el edificio más alto de la ciudad desde hace tiempo, si te encuentras en el piso con la vista panorámica podrás apreciar la luz que va descendiendo sobre cada uno de los edificios en la ciudad: Bellas Artes, Tlatelolco, la torre Pemex, la Biblioteca Vasconcelos, todos van sumiéndose a la cadencia de la despedida del sol.

Fuente: http://mxcity.mx/2015/11/5-spots-para-observar-los-atardeceres-de-la-ciudad-de-mexico/

Compartir