Tradición y moda procedentes de un legado familiar.

10536714_762488597190007_1541188126927468947_o

El legado familiar incluye el patrimonio económico, el emocional y una serie de valores y formas de realizar las cosas que identifican a cada familia.

Legar es sembrar la semilla para que quien reciba el traspaso generacional sea responsable del patrimonio total de la familia, lo cual comprende el nombre, su reconocimiento, el respeto y la oportunidad de agregar valor e historia.

Como consecuencia del legado, Georgina Fernández –perteneciente a una familia que a través de tres generaciones se ha dado a la tarea de estudiar la lengua náhuatl, las danzas, los antiguos rituales, así como los usos y costumbres de las comunidades oaxaqueñas– decidió rescatar parte de las tradiciones prehispánicas, específicamente la del tejido de grecas indígenas, y creó un concepto de accesorios que dignifican y actualizan el arte mexicano a través de su alta calidad y de un diseño contemporáneo.

Así nació María Provoca, que está en el mercado desde enero de 2014, cuya misión es fomentar el consumo de productos 100% artesanales, hechos por manos indígenas con grecas y simbología prehispánica y adaptados a las nuevas tendencias de la moda.

Se trata de bolsas tejidas en telar con materiales de la mejor calidad, forradas, con asas y etiquetas de piel natural bolsas y broches interiores y herrajes con diseños únicos hechos en México.

Cada modelo, al combinar el color con el significado de la greca, es original y exclusivo.

María Provoca conjuga lo tradicional con lo contemporáneo; el arte, la creatividad, el diseño y la calidad, otorgan distinción a quien porta alguno de sus modelos.