El nuevo hotel de grupo Habita nace en la zona más trendy de Guadalajara. Colonias como la Americana, Francesa y Moderna se unen en una sola como homenaje a la arquitectura que distingue a estos barrios que hoy se han bautizado como Lafayette.

Casa Fayette no es solo un hotel. Es un hogar que gusta de apapachar a sus visitantes. Distinto por su concepto y por la decoración de cada espacio.

Las paredes terracota de su lobby, sus pequeñas mesitas redondas y lindos sillones recuerdan la casa de los abuelitos, creando un ambiente retro en el lugar. Más allá las paredes van cambiando de tonalidades para acaparar un negro intenso. Estamos ya en el restaurante. Sus amplios sillones decorados con grandes palmeras sobre una tela blanca y un ribete dorado reflejan un estilo vintage. Es aquí donde el chef Trevor La Preste disfruta el arte culinario preparando manjares para el paladar. Asomando la mirada, la terraza espera. Aquí hay un bar muy cómodo. Los colores de las paredes han cambiado. Aquí los colores claros son los que abundan para crear un espacio contemporáneo. A una corta distancia, se aprecia la alberca que asemeja  un estanque rectangular, rodeado de cómodos camastros para tomar el sol, charlar y pasar un momento agradable.  Este espacio es el paso para conectar el nuevo edificio que alberga las 36 habitaciones y  suites de lujo.

Cada habitación iluminada con luz natural provee un espacio cómodo y tranquilo donde el relax es la mejor opción. Las amenidades orgánicas de baño cumplen con la función de exquisitez.

En la parte alta del edificio, decorado con un cielo azul claro y nubes desvanecidas se encuentra el Spa. Los precios tan accesibles hacen de este lugar una visita obligada para consentir y relajar.

El clima cálido todo el año que tiene la ciudad de Guadalajara hace que Casa Fayette se antoje fácilmente. Los espacios abiertos, la distinción del lugar y el trato personal que distingue a grupo Habita es solo un poco de lo que sus visitantes van a encontrar aquí.

 

 

Compartir