La Boticazul es el segundo proyecto  empresarial de Loren Burr. El primero fue una fábrica de ropa infantil que fundó en 1985, con tan solo 23 años. A pesar de su juventud, poseía las cualidades que le ayudaron a posicionar su marca ‘Loren Burr’ entre las más prestigiadas del país: perseverancia, responsabilidad, optimismo y visión clara del negocio.

El espíritu emprendedor de Loren la ha llevado a incursionar en otro campo: la salud y la belleza; aventura a la que se lanzó recientemente con sus hijas Alejandra y Mariana, lo que la convierte en una experiencia muy enriquecedora para todas.

Todo negocio debe ser rentable, pero si lo único que busca es producir dinero termina por no ser un buen negocio. Loren lo tiene muy claro. La Boticazul tiene una misión: ofrecer a las personas la oportunidad de mejorar su nivel de bienestar al consumir productos de salud y belleza, tanto de líneas mexicanas como internacionales, fabricados bajo estrictas normas de ética y calidad, que además generen un impacto positivo en el medio ambiente.

La selección de los productos de  La Boticazul es muy estricta, ya que deben cumplir con varios requisitos:

  • Certificación de orgánicos
  • Estar libres de parabenos y residuos  tóxicos
  • No realizar pruebas en animales
  • No dañar el medio ambiente
  • Favorecer un comercio justo

A la fecha, La Boticazul tiene dos cafeterías con tienda en Campeche 276 y Ámsterdam 244, así como presencia en los centros comerciales Patio Santa Fe, Pabellón Polanco y Metrópoli Patriotismo.

Si quieres conocer todo lo que puedes encontrar en La Boticazul, mira aquí: http://laboticazul.com

Compartir