Es el gol de Diego Armando Maradona contra Inglaterra en el mundial de 1986 en el que Argentina ganó el mismo con Maradona como máximo referente.

Compartir