Cuando las palabras no son suficientes…

El Arte cura

La terapia de arte es un tratamiento efectivo para la resolución de problemas emocionales de niños, adolescentes, adultos, parejas y familias.

Es una rama de la psicología en la que mediante los materiales, las imágenes y el proceso creativo, la persona desnuda su alma a fin de conectar con su “YO” interno para vivir mejor.

De acuerdo con la American Art Therapy Association,  la terapia de arte utiliza el proceso creativo de producir arte para mejorar el bienestar físico, mental y emocional de los individuos de todas las edades.

Este tipo de terapia atiende especialmente las necesidades emocionales del niño, comprende y responde a sus mensajes no verbales y facilita el aprendizaje de nuevas formas de comunicación.

En el proceso de creación, los niños expresan de forma simbólica sus temores y esperanzas, nos hablan de lo que les es importante, lo que les preocupa y les ilusiona.

El arte ayuda a alcanzar las partes inconscientes de la mente y las experiencias enterradas y sin voz, incapaces de expresarse verbalmente.

La terapia no se centra en el valor estético del trabajo, sino en el proceso terapéutico. Lo importante es simbolizar nuestros conflictos internos en imágenes, no importa el grado de habilidad plástica.

Una vez que sacamos la imagen por medio del arte, la reconocemos y la entendemos. Es como si el arte fuera un espejo de nuestro interior y nos viéramos reflejados en él.

Ventajas de  la Terapia de Arte:

  • Uso de imágenes antes que palabras. La persona puede conocer los símbolos por los cuales se rige su vida. Al cambiar éstos se soluciona el problema.
  • Se hace una reflexión sobre las imágenes, lo que descubre muchos sentimientos. Esto resulta liberador para el alma.
  • No se puede controlar lo que pintamos. Por más que se resista la persona, las imágenes revelan sus sentimientos y emociones. La terapia hablada puede llegar a ser manipulada por la persona que se niega a descubrir lo que le pasa.
  • Se expresa lo que se siente a través de diferentes materiales y técnicas, con los que se crean imágenes y símbolos metafóricos. La persona puede identificar lo que le pasa y decidir con qué puede vivir mejor.
  • Objetivación: La diferencia entre la Terapia de Arte y otras terapias es la presencia tangible del problema a través del trabajo de arte. Es la única psicoterapia que permite trabajar con un objeto tangible que permanece en su vida y se puede recurrir a él cuantas veces se necesite.
  • Técnicas: Dibujo, pintura, acuarela,  autorretrato, escultura, collage, fotografía, arena, títeres.
  • Materiales: Acrílicos, óleos, acuarelas, lápices de colores, lápices de carbón comprimido, barras de carboncillo, crayolas, plumones de base de agua y  permanentes, pastel seco, pastel de óleo, gises, arcilla, barro, plastilina, alambre.

ÁREAS QUE SE TRABAJAN:

La terapia de arte cambia el diálogo, la comunicación, el pensamiento, las ideas y el comportamiento, con el objetivo de conocer nuestras emociones para mejorar nuestra vida.

 

Más información:

Marisol Vélez, terapeuta de Arte                 

vedi05.wix.com/marisolvelezterapia

Compartir