¿Sabes qué es la violencia?

Dominar, controlar, agredir y lastimar a una persona. También es humillar, burlarse y hacer menos a alguien.

¿Cómo surge la violencia?

La violencia se relaciona con el uso y el abuso del poder, situación que se hace más evidente en los más débiles, como las mujeres, los niños y los ancianos.

El problema se agrava porque en nuestra cultura creemos que este tipo de problemas se debe arreglar en familia: “La ropa sucia se lava en casa”.

¿Qué tan lejos está la violencia de tu casa?

En México:

  • El 60 % de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia.
  • El 42% han sido golpeadas.
  • El 21% han sido insultadas.
  • El 16% han sido humilladas.
  • El 15% ha sufrido maltrato psicológico.
  • El 30% ha sido víctima de abuso sexual.
  • El 50% de los asesinatos de mujeres han sido cometidos por sus parejas.
  • 1 de cada 5 días activos que pierden las mujeres se debe a manifestaciones de la violencia doméstica.

¿Qué alimenta la violencia?

Factores situacionales:

Falta de control de los impulsos, tener un arma, el uso de alcohol o drogas, un ambiente familiar propenso a la violencia.

Factores sociales:

Falta de castigo legal (impunidad); violencia social; desigualdad de género.

Factores educacionales:

Comportamientos y costumbres aprendidos, ausencia o pérdida de valores.

¿Cómo daña la violencia a una persona?

Los resultados son:

  • Trastornos emocionales.
  • Lesiones físicas.
  • Desintegración familiar.
  • Aislamiento social.
  • Repetición de patrones de violencia en los hijos.

Tipos de violencia:

  • Verbal: Es el uso de palabras fuertes y ofensivas que lastiman la dignidad de una persona.
  • Emocional: Es el ataque psicológico que produce temor, inseguridad y/o baja autoestima.
  • Física: Se presenta en 2 formas: por contacto físico directo entre dos personas (jalones, empujones, pellizcos o golpes), o alrededor de la persona (arrojando o rompiendo objetos, azotando puertas, empuñando armas, etc.).
  • Sexual: Consiste en imponer u obligar a una persona a tener relaciones o actos sexuales; tocar alguna parte de su cuerpo sin su consentimiento.
  • Económica: Es el control total de los bienes patrimoniales y del dinero, limitando o condicionando el gasto en alimentos, medicamentos y demás artículos de necesidad en el hogar, sin tomar en cuenta a la pareja, así como impedirle tener i conservar un empleo o profesión.
  • Patrimonial: Es disponer sin conocimiento o autorización de los bienes comunes o de la otra persona, desde enseres domésticos, artículos personales o propiedades.

Fases de la violencia:

1.- Fase de Tensión (cuidado)-

Son pequeños actos violentos minimizados por quien los sufre. El agresor presenta un cambio de ánimo. Insulta, grita. La víctima intenta calmarlo, se aísla y mantiene a los hijos callados.

2.- Fase de Agresión (peligro)

Momentos en que se pierde toda forma de comunicación y entendimiento, e inicia la agresión física a través de golpes u otra forma de contacto.

3.- Fase de reconciliación (desconfianza)

Hay arrepentimiento, el agresor pide perdón. Promete cambiar. La víctima acepta quedarse, intenta parar todo proceso legal y solicita ayuda psicológica. Sin embargo, los momentos de agresión son cada vez más frecuentes y los de arrepentimiento menos.

¿La violencia depende del agresor o del agredido?

NADA justifica la violencia y el agresor es SIEMPRE responsable de sus actos.

Existe la idea falsa de que los abusadores no pueden controlar su conducta violenta, siendo que, por ejemplo, menos de la mitad de los hombres que maltratan a sus mujeres son agresivos fuera del hogar. La mayoría puede controlar sus impulsos y su actitud con los demás. Ellos eligen ser violentos, aunque intentan justificar su conducta culpando a las víctimas o a diversos factores.

Después de los episodios de violencia, se buscan excusas a los problemas, las presiones, las fallas de la relación de pareja, el abuso del alcohol u otras drogas, etc., llegando a la conclusión de que la violencia es merecida o justificada.

Las víctimas confían al tiempo y al amor el cambio de la situación, pero las estadísticas demuestran que las reacciones suelen volverse cada vez más críticas y frecuentes si no existe la voluntad explícita de cambio, comenzando ambas partes por reconocer el problema.

Es necesario buscar ayuda inmediata: ¡PEDIR PERDÓN NO BASTA!

 

 ¿Existe una solución a la violencia doméstica? Sí:

  • Aprender y enseña a respetar la integridad, diferencias y debilidades de las demás personas, así como su espacio físico, emocional, integral, social y cultural.
  • Promover una cultura de igualdad en tu propia familia y en la sociedad.
  • Aceptar las diversas opiniones en casa y fuera de casa.
  • Elegir la No Violencia como la mejor manera de resolver conflictos y evitar la Violencia como solución de los problemas.
  • Participar en organizaciones ciudadanas contra la violencia.
  • No permitir ni permitirse comportamientos y actitudes que den un mal ejemplo a los hijos, porque los patrones de violencia se repiten entre generaciones.
  • Denunciar ante la autoridad cualquier acto que violente la integridad física, moral, psicológica o emocional, propia, de los hijos o de cualquier otra persona. Amor no es proteger al agresor.

Si podemos hablar, ¿por qué golpear?, ¿por qué lastimar?, ¿por qué humillar?

  • Del afán de poder y control surge la conducta violenta.
  • De la tolerancia y el respeto surge una vida sin violencia.
  • LA VIOLENCIA MATA: mata la confianza, mata el amor, mata la autoestima, mata la esperanza y en demasiados casos, mata personas.

 

PIDE AYUDA:
Asesoría Jurídica y psicológica a mujeres, hombres, niños y ancianos. Consultas individuales y grupales sin costo:
Avenida Mexicas No. 63. Col. Sta. Cruz Acatlán, 1er. Piso, Puerta 201.
Tel.-53 63 47 49
Línea de emergencia para personas en situaciones de crisis, llamadas anónimas, atención psicológica:
 01800 10 84 053
 Llamadas gratuitas desde D.F. y provincia.
 Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social del Estado de México.

…………..