Adéntrate en los bosques que cada año reciben a este lepidóptero, así como en los magníficos poblados que se encuentran a su alrededor.

¿Cómo llegar?
Cada año, millones de lepidópteros anaranjados recorren más de 8,000 kilómetros (desde el sur de Canadá y norte de Estados Unidos) para cubrir los árboles de oyamel, pino y cedro de la entidad michoacana con el objetivo de hibernar. Este magnífico fenómeno ocurre en la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En Michoacán puedes visitar dos santuarios:

El Rosario
El sitio de hibernación de la mariposa monarca (y el santuario más grande del estado) se encuentra ascendiendo por el cerro del Campanario a lo largo de aproximadamente dos kilómetros. El recorrido -que consta de 2 km y es posible realizar a pie o a caballo- se conforma de bosques de oyamel, pino y cedros, a una altitud de 3,200 msnm. Busca la ayuda de un guía local, pues además de llegar al lugar exacto donde viven estos lepidópteros, conocerás sus características y otros datos curiosos.

El santuario tiene un horario de 8:00 a 19:00 hrs. todos los días de la semana, con un costo de admisión de $45 para los adultos y $35 para niños. El centro ecoturístico cuenta con puestos de antojitos, tiendas de artesanías y baños.

Ubicación
Desde Ocampo, hay un camino adoquinado de otros 10 kilómetros aproximadamente hasta El Rosario.

Entre los meses de noviembre a marzo, los pueblos de la zona noreste de Michoacán se iluminan ante el espectáculo natural que significa la llegada de cientos de mariposas monarca.
Sierra Chincua
También es conocido como El Llano de las Papas. Para arribar a los enormes árboles llenos de mariposas es necesario ascender por llanos y montañas por más de 2.5 kilómetros. Durante el camino descubrirás parajes y tres miradores (con abismos y riachuelos) que te permitirán tomar fotografías sorprendentes. El costo de entrada es de $35 para los adultos y $30 para niños. Hay zona de comida típica y baños.

Ubicación
Está a aproximadamente 10 kilómetros de Angangueo.

Toma en cuenta: La zona suele ser fría, por lo que no olvides ir bien abrigado y con zapatos cómodos. El recorrido, que dura más de dos horas por viaje, requiere de buena condición física. Si deseas hacerlo a lomo de caballo, éstos tienen un costo aproximado de $150.

Cómo llegar
Para arribar a los santuarios michoacanos, lo más recomendable es tomar el camino hacia el Pueblo Mágico de Angangueo, el cual colinda con el Estado de México, muy cerca de El Oro. También puedes llegar a Sierra Chincua por Tlalpujahua, tomando la carretera en dirección a Maravatío y dando vuelta a la izquierda pasando el entronque en el poblado de Santa María.

Si viajas en autobús: Grupo HD-Occidente en sus líneas Autovías, Línea Plus y Vía Plus transportan a estas paradas: Maravatío, Ciudad Hidalgo y Zitácuaro.
Descubre los poblados de los alrededores

Zitácuaro
Es un buen punto de inicio para visitar los santuarios de la mariposa monarca. Entre sus lugares de interés están el Jardín de la Mora del Cañonazo, un área verde que resguarda el tronco del árbol que protegió al general Ramón López Rayón de los ataques realistas, la Plaza Cívica Benito Juárez, la antigua Estación de Ferrocarril (que alberga el Centro Cultural) y el Palacio Municipal, del siglo XIX y cuyo interior resguarda murales que cuentan la historia del poblado. También vale la pena visitar el mirador para obtener panorámicas increíbles y, muy cerca, la zona arqueológica San Felipe de los Alzati, donde se ubica la estructura descubierta más alta de Michoacán, En los alrededores podrás conocer la Presa del Bosque y el Salto de Enandio, una cascada de 90 m de altura.

Angangueo
Inmerso en las montañas, este Pueblo Mágico conserva su glorioso pasado minero. El paisaje está conformado por el verdor de los bosques de coníferas y por las construcciones de techo de teja adornadas con balcones. Aquí conocerás el Templo de la Inmaculada Concepción, de estilo gótico, la Parroquia de San Simón Celador, la Casa Parker, un museo que aloja la crónica fotográfica del matrimonio Parker, y el Túnel Turístico San Simón, que recrea las antiguas minas. También visita el Mirador de la Cruz de Hierro, ¡te enamorarás de la vista!

Tlalpujahua
Famoso por sus esferas navideñas elaboradas con vidrio soplado, este Pueblo Mágico de techos rojizos encanta a los visitantes con sus leyendas, artesanías y rincones. Aquí visita los talleres de Martín Marín, adquiere arte plumario y come deliciosos postres en la Casa de la Conserva. Además, adéntrate en el Museo de los Hermanos Rayón, el Santuario de Nuestra Señora del Carmen y la Mina Las Dos Estrellas.

Maravatío
En un valle cercano al río Lerma (en el entronque de la supercarretera Guadalajara-Morelia-México) se localiza este lindo poblado. Camina por sus portales, conoce el quiosco y el Palacio Municipal, en el Centro. Cerca está la Parroquia de San Juan Bautista del siglo XVI, el mercado y el Teatro Morelos, de estilo neoclásico.

Fuente: http://www.mexicodesconocido.com.mx/santuarios-de-la-mariposa-monarca-en-michoacan.html