Manejar con sueño  es tan peligroso como  hacerlo ebrio.

A muchos no nos alcanzan las horas del día y por eso le robamos tiempo al sueño. También los trabajos por turnos y los trastornos del sueño han llevado a la gente a dormir menos de lo que requiere.

En un estudio, un tercio de los encuestados informó que condujo con sueño en los últimos treinta días y el 37% confesó que se quedó dormido detrás del volante.

Tan sólo en los Estados Unidos, Cada año, los conductores somnolientos son responsables de:

  • 100, 000 accidentes de coche.
  • 1, 550 muertes.
  •  71, 000 lesiones.
  • 12.5 billones de dólares en pérdidas materiales.

Hay que evitar manejar con sueño y tener en cuenta lo siguiente:

  1. La mayoría de los accidentes ocurren entre las 24 y las 6 horas, y entre las 14 y 16 horas.
  2. La probabilidad aumenta si vas solo.
  3. El 55% de los accidentes por somnolencia son provocados por conductores menores de 25 años.
  4. Los conductores que no acostumbran usar cinturón de seguridad son más propensos a quedarse dormidos.
  5. Manejar en un camino largo, oscuro, rural o aburrido incrementa el peligro.
  6. El alcohol, incluso en pequeñas cantidades, aumenta la somnolencia.
  7. Seis horas de sueño o menos triplican el peligro porque las reacciones son lentas.
  8. Sesenta horas de trabajo a la semana incrementan en un 40% la probabilidad de un accidente por cansancio.
  9. La mayorìa de los medicamentos para el resfriado y las alergias, así como los sedantes, provocan somnolencia.
  10. Recorrer distancias largas sin hacer paradas es causa de percances.
  11. Conocer los peligros de conducir somnoliento ayuda a evitar accidentes.

No manejes cuando:

  1. Es difícil mantener los ojos abiertos y la vista enfocada.
  2. Cuesta mantener la cabeza erguida.
  3. Sueñas despierto o tienes pensamientos ambulantes o desconectados.
  4. Bostezas o frotas los ojos con frecuencia.
  5. Vas de un lado al otro en tu carril y te acercas demasiado a los otros coches.
  6. No ves las señales de tráfico.
  7. Te sientes irritable e inquieto.
  8. Conduces sobre las líneas del arcén.
  9. No recuerdas qué distancia has recorrido ni por dónde has pasado.

CÓMO EVITAR QUE TE DÉ SUEÑO AL CONDUCIR:

  1. Duerme suficiente (7 u 8 horas).
  2. Trata tus trastornos de sueño.
  3. Planea tus horarios, evita conducir entre las 2 y las 6 horas, y entre las 14 y las 16 horas.
  4. Toma café porque ayuda a mantenerte alerta.
  5. Detén el vehículo en un lugar seguro y duerme una siesta corta (entre 10 y 20 minutos).
  6. Viaja acompañado y de día.
  7. Toma descansos cada dos horas si recorres distancias largas.