La diversidad de este estado te ofrece experiencias inolvidables.

La capital del mismo nombre, moderna y colonial, posee una extraordinaria arquitectura, cuyas construcciones son verdaderas obras de arte y una traza urbana con callejuelas serpenteadas que le valieron el reconocimiento por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Esta urbe platera es ejemplo de tradición y vocación cultural, que junto con la hospitalidad de sus habitantes, invita a quedarse ahí.

¿Qué visitar?

Cruza el centro de la ciudad en teleférico.

Descubre joyas coloniales como el retablo principal de la Catedral de Zacatecas, bañado en oro, y vive las tradicionales callejoneadas zacatecanas.

El Museo Pedro Coronel, erigido en honor del pintor zacatecano, se aloja en el antiguo colegio jesuita de San Luis Gonzaga, construido en el siglo XVII. Exhibe piezas romanas, hindúes, chinas, japonesas, mayas, aztecas y africanas, además de alfarería egipcia y griega del siglo XVI a.C. Otra sección contiene pinturas de Picasso, Braque, Delacroix, Dalí, Léger, Vasarely y Miró.

Nada mejor que admirar cualquier ciudad desde las alturas. Por eso es imperdible el Cerro de la Bufa, con sus 2 663 metros de altitud. Además del inigualable paisaje, en su cima hay un museo, una capilla del siglo XVI, un observatorio y una colección de monumentos, uno de los cuales conmemora la toma de Zacatecas por Pancho Villa.

Adéntrate 340 metros bajo tierra en la mina de plata del Cerro de La Bufa.

Visita el Pueblo Mágico de Jerez, con su arquitectura en estilos barroco y gótico.

Recorre la legendaria mina El Edén a bordo de un tren subterráneo, pasando por el Museo de los Minerales.

No te pierdas el sitio arqueológico de La Quemada, un gran asentamiento prehispánico con construcciones tan diversas como majestuosas.

Naturaleza y ecoturismo.

Zacatecas cuenta con hermosas reservas naturales y áreas protegidas en las que se pueden realizar actividades de ecoturismo y extremas de aventura.

El Municipio de Jerez es ideal para campamentos, caminatas, rapel, paseos a caballo, educación ambiental y observación de aves. El Centro Ecoturístico El Manantial cuenta con tirolesa y puente colgante. El Valle de los Gigantes tiene área de campamento.

El Cañón de Juchipila, estrecho y profundo, tiene entre 1 200 y 1300 metros de altitud. En sus laderas hay gran cantidad de manantiales de aguas termales y paredes escarpadas en las que se puede practicar alpinismo y campismo.

La Sierra de Cardos con sus enormes columnas cilíndricas, rectangulares y planas, es óptima para los amantes del alpinismo, la exploración o el rapel. Hay muchas rocas prismáticas extraordinarias para las escaladas.

Disfruta el capricho salvaje de la Sierra de Órganos con sus espectaculares esculturas naturales moldeadas por la erosión del viento, a unos cuantos kilómetros del Pueblo Mágico de Sombrerete.

Para practicar la pesca deportiva y el campismo, en medio de un paisaje semidesértico, se destaca la presa El Chique, en la que encontrarás atractivos lugares para caminatas, alpinismo o acampar.