“Esto no se acaba hasta que se acaba.”

Yogi Berra, ex receptor de los Yankees de Nueva York, con quienes ganó 13 de las 21 series mundiales en las que participó, siempre portó con orgullo el número 8, que ahora pertenece al Recinto de los Inmortales del Yankee Stadium y al salón de la fama Coopers Town NY.

Lawrence Peter (Yogi) Berra murió a la edad de 90 años el pasado martes 22 de septiembre. También se caracterizó por sus frases célebres gracias a que su intelecto era una fábrica de humor. Algunos de sus ‘yoguismos’ son indelebles, como: “Esto no se acaba hasta que se acaba.”

Su carrera fue interrumpida cuando se enroló en la Marina durante la II Guerra Mundial. Fue condecorado con un Corazón Púrpura tras resultar herido en Europa, en 1944.

Como manager, Yogi llevó a los Yankees hasta el juego 7 de la Serie Mundial en 1964; y como primer coach, ayudó a los Mets de NY a ganarla en 1969.

Compartir