Queremos ‘darles las herramientas ne- cesarias’’ y generalmente esta expresión se refiere a la mayor y mejor preparación académica posible para impulsar su desa- rrollo profesional.

De un tiempo para acá, somos mu- chos los que también cuidamos del cuerpo mediante una alimentación sana, natural y equilibrada, y practicamos regularmen- te algún tipo de ejercicio, ya sea caminar, correr o cumplir distintas rutinas en algún gimnasio, mientras que nuestros hijos for- man parte de un equipo de futbol o de basquetbol de su colegio o de algún club.

Así estamos dando atención a la ca- pacidad intelectual y a la salud corporal de nuestros hijos, pero ¿qué hacer con su parte sensible, que es su esencia, si no hay tiempo para nada más?

Para tener equilibrio en la vida necesi- tamos cultivar el alma, y arte y música son extraordinarias vías para tocar las fibras sensibles del ser humano.

Arte, música y actividad física se fun- den en la Danza Española, que reporta múltiples e increíbles beneficios para quien la practica:
1. Como es arte y es música, la Danza Española ayuda a cultivar el alma.

2. Es un excelente ejercicio aeróbico.

3. Desarrolla y fortalece la disciplina, que es indispensable para lograr cualquier propósito en la vida.

4. Implementa el desarrollo de técnicas, genera destreza, coordinación y aporta dominio escénico.

5. Mejora la postura, el andar y la apariencia.

6. Refuerza la seguridad y la autoestima.

7. Forma en el compañerismo y trabajo en equipo.

8. Desarrolla nuevas y muy sólidas amistades.

La Danza Española es muy variada y llena de matices, requiere de gran apor- tación técnica y estilística, y se nutre del conocimiento profundo de las formas básicas del baile español, que son: la Escuela Bolera (danzas del siglo XVII), constituida por muchos pasos de la dan- za clásica(ballet); los Bailes Regionales, como la jota aragonesa, danzas vascas, sardana catalana, muñeira gallega, bai- les asturianos y leoneses, entre muchos otros; el Clásico Español, que compren- de zapateados, giros y castañuelas, y el Flamenco, que nació en la Andalucía del siglo XVIII debido al mestizaje, y ha sido declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Sin duda, el Flamenco es la parte más conocida de la Danza Española, por la amplia difusión de diferentes “bailao- res” y músicos. Pero es el aprendizaje y la práctica de todas las manifestaciones dancísticas españolas lo que puede reportar un cúmulo incalculable de beneficios para nuestros hijos.