«Todos somos ángeles y necesitamos de otro para volar.”

Sentí entusiasmo (el cachito divino que todos llevamos dentro) y pensé: Sor Salud, ¡de nuevo a la carga! Necesitaba conocerla de frente y de viva voz.

A lo largo de más de 25 años de carrera he tenido la oportunidad de presentarme en diversos foros nacionales e internacionales para transmitir, desde mi experiencia, cómo hacer para conducirnos desde la ética, entendiendo por ética el perseguir el bien, tanto en nuestra persona como en nuestra familia, pareja y trabajo.

NEXT, desde mi intuición y a sabiendas de que intuición se escribe con el abecedario de Dios, me hizo vibrar con una energía muy especial. El día de la inauguración, yo observaba tras bambalinas. La recepción impecable, fluida. La atención amable, personalizada. No había caos, y considerando las casi 1700 personas que asistieron, es mucho decir. El montaje del escenario bien pensado, elegante.

¡Gran poder de convocatoria! Fin de semana largo, aunque Sor Salud sabía –me imagino–, que ella construiría y los demás… vendrían. Y llegaron.

Los técnicos de sonido, los equipos que llevaban las redes sociales y la prensa, trabajando con un ritmo veloz y sostenido. Varios exalumnos Miraflores siendo los proveedores de varios de los servicios del evento. Congruencia máxima.

Evoco la metáfora del plato con huevos y tocino. La gallina pone los huevos y se va. Ella se involucra. El cerdito, para dar el tocino, hasta el cuero deja. Él se compromete. Aquí… había compromiso.

Y Sor Salud… subía y bajaba, bajaba y subía del escenario acompañando a los ponentes. Gran anfitriona, de aquellas que dicen “lo voy a hacer” y ¡lo hacen!

Mi ponencia Resetea tu vida fue recibida con emoción y aprecio. Siempre permanecerá en mi memoria la bella sensación de hablar para un público con esa capacidad de respuesta.

Y cuando de pronto Sor Salud habló, me transportó a espacios de alegría, de profundo sentir, de la mística que trae un ser humano que se mueve por amor (A=sin MOR= mortem, sin muerte. Todo aquello que es hecho con ética, lealtad, compromiso, no muere). Aún recuerdo cómo yo le tomaba su mano y me la llevaba a la frente,

mientras ella tenía la expresión de una niña divertida.

Pude sentir la resiliencia y gentileza de quien ha formado una orquesta perfectamente afinada. Los griegos decían que la gentileza es ley humana y quienes la ejercen en su vida para guiar a los demás se convierten en seres de vuelo superior. Usted lo es, Sor Salud.

Usted y su orquesta nos bajaron un cachito de cielo. Mi Sor Salud… ¡SALUD!

ladocenradio@gmail.com

@missguity

Compartir